eldiario.es

Menú

Zapatero en Rodiezmo

- PUBLICIDAD -

José Luis Rodríguez Zapatero se ha dirigido a los trabajadores para reiterar el compromiso social con los que no tienen de todo. Una idea latente, desde siempre, desde nuestras más profundas convicciones, que ha sido la razón de ser del PSOE.

Ahora más que nunca, en plena crisis económica internacional, se precisa fortalecer el Estado de bienestar. El PP ambiciona una Administración mínima que perviva en la plácida contemplación del mercado de la codicia y la avidez de unos pocos, al mismo tiempo, que haga caso omiso a los desasosiegos de los que no encuentran empleo, no pueden costearse una vivienda u observan, desalmados, el desmantelamiento de la educación pública, que es, en última instancia, único medio donde los padres depositan todas sus esperanzas para un mejor futuro hacia sus hijos del que ellos han tenido.

El PP no conoce el rostro de la crisis económica ni la angustia de hacer cola en la oficina de empleo. No les preocupa el presente ni el futuro de los suyos, porque ten por seguro que ya lo tienen más que asegurado.

Los valores de la derecha se cotizan en la bolsa, mientras que los de la izquierda nacen de la solidaridad y la justicia social. Es el momento de rechazar el recetario del PP basado en la flexibilización del empleo y el abaratamiento del despido.

Apostar por las prestaciones sociales para combatir el desempleo, subir las pensiones mínimas y aumentar el número de becas, entre otras cosas, no es despilfarrar los recursos públicos. Todo lo contrario, es preocuparse por una necesidad fundada en proteger a los que no tienen de todo.

Impulsar la Ley de Economía Sostenible es promover un mercado laboral estable y garantizar el respeto al medio ambiente. Un proyecto que dista del decretazo y la manifiesta soledad ciudadana ante sus problemas que pretende el PP.

Crear empleo seguro y afianzado es aspirar a una sociedad cohesionada. Y para ello, primero, es necesario aunar todos los esfuerzos cuando se trata de atender en estos duros momentos a los desempleados.

Por tanto, la modulación de los impuestos es un ejercicio de solidaridad, de visión colectiva y de responsabilidad frente a las dificultades que aquejan a la sociedad. Este otoño hay mucho en juego. Medidas económicas que van contigo, con tus aspiraciones y tus deseos. Se trata de elegir entre el individualismo o la sensibilidad social por los que peor lo están pasando. Es el momento de hacer país, de verdad, en serio, desde la justicia social.

* Secretario de Comunicación del PSC-PSOE

Rafael Álvarez Gil*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha