eldiario.es

Menú

La alternativa al paro: subempleo

- PUBLICIDAD -

El empleo precario de gran popularidad su estimulo por parte de gran parte de los Gobiernos de Europa, a causa de la crisis, posiblemente va a producir a medio plazo una sociedad más desigual socialmente y en términos de renta disponible. El sesgo entre ricos y pobres estará de forma más presente, aumentará con total seguridad, en las sociedades europeas con mayor dificultad para generar un crecimiento económico importante.

Ese empleo precario genera salarios insuficientes para estimular adecuadamente la demanda de consumo nacional, pero además, esas rentas insuficientes generadas por el subempleo o empleo en precario, seguramente confirmaran muchas dificultades para que las familias lleguen a fin de mes y mucho menos se generará ahorro procedente de ese segmento de población. El efecto negativo comentado sobre el consumo será evidente. Así mismo, ello daría lugar, en el caso que suceda, a una menor recaudación de impuestos directos sobre una gran mayoría de la población. Ocasionando menores niveles de ingresos a los Gobiernos, menor recaudación a la Seguridad Social, efectos negativos sobre las pensiones. Aumentando los cotizantes pero no la cotización. Ese efecto domino podría provocar un empobrecimiento de una parte de la población y mayor desigualdad social. La clase media se empobrecería a un más y el Sistema podría dar lugar al enriquecimiento de los más ricos en detrimento de esa población castigada por el empleo en precario o subempleo.

Habría que reseñar que ese empleo a tiempo parcial o subempleo, está aumentando en España, por la crisis económica y estimulada por las medidas laborales implantadas por el Gobierno. En septiembre de 2013 rondaba el 15% del empleo total, según varias fuentes. Destacando que el número de mujeres contratadas es unas cinco veces mayor que el de hombres. Esa proporción en el resto de Europa es de uno a cuatro a favor de la mujer. El nivel de formación educativa nos señala que algo más de la mitad de esos contratos tienen estudios de secundaria y algo menos de la mitad de ese empleo tienen un nivel educativo de más alto nivel en España.

Tradicionalmente en nuestro país no ha existido empleo a tiempo parcial masculino, hasta el inicio de la crisis, es evidente que el caos económico ha permitido la creación del empleo a tiempo parcial masculino, en sustitución del empleo de carácter fijo y de la contratación en general. En España por la gran importancia del turismo, la agricultura estacional, etcétera, si se daba el empleo temporal o de temporada. Es evidente que la Reforma Laboral del 2012 y el Real Decreto-Ley de 16 del de diciembre de 2013 (en adelante RDL), han estimulado el empleo a tiempo parcial, pero no es menos cierto que a partir del año 2008 se incrementa ese tipo de empleo. La crisis creo ese empleo y la Reforma Laboral y el reciente RDL le dan un empuje definitivo.

La gran patronal ha afirmado que ese empleo en precario es la solución para generar empleo en situaciones de crisis económica y que hay que tomarlo como algo coyuntural hasta que cambie el ciclo económico. Permítanme creer que mi única verdad es la duda y tengo derecho como mínimo a dudar. Lo cierto será que la mejora económica vendrá acompañada del subempleo y que con ese formato de empleo parcial se va a necesitar menos aumento del PIB, menos crecimiento económico, para generar empleo de esas características. Mejoraremos a costas del aumento de la contratación a tiempo parcial. Esa será en gran medida la fuente y el origen del incremento de la productividad en nuestro país y ello significará el pago del peaje del subempleo y de sus posibles consecuencias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha