eldiario.es

Menú

El año sabático del espíritu navideño

- PUBLICIDAD -

Quizá la culpa de que el espíritu navideño haya decidido tomarse un año sabático la tenemos nosotros. Que nos dejamos arrastrar por las preocupaciones y el estrés impuesto. Esa creencia de que todo va mal, que no hay luz al final del túnel, que se extiende como una pandemia entre nosotros hizo que al espíritu no le dieran ganas de trabajar.

Se rumorea que Papá Noel y los Reyes Magos convocaron una reunión de urgencia cuando se enteraron de que el espíritu navideño no pensaba venir este año. Pretendían convencerle, hacerle creer que la situación no estaba tan mal por aquí y que todavía quedaban esperanzas de que la navidad fuese una época de paz y amor. Pero no sirvió de nada. Al espíritu navideño le bastó con ver un telediario para que se le quitaran las ganas de venir.

Le dijo a sus Majestades de Oriente y a Papá Noel que la crisis y los intereses políticos y económicos habían terminado con nuestras ganas de celebrar la navidad y por lo tanto con su labor. Y que ya no tenía sentido venir.

Según sus últimas declaraciones, este año no merecía la pena aparecer por aquí porque los ciudadanos están estresados y malhumorados y no iban a apreciar su trabajo.

Actualmente se encuentra en paradero desconocido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha