eldiario.es

Menú

El boicot pepero

- PUBLICIDAD -

Se pasó el PP, además, al justificar su boicot a Prisa, pues psocialistas hay negados a acudir a la TV de Esperanza Aguirre. Por razones obvias, profesionales, no me gusta que los partidos ninguneen a medio alguno. Pero una cosa es una cosa y dos cosas no calibrar la diferencia entre medios públicos y privados. Porque a los primeros los financiamos todos y tenemos derecho a exigirles igual trato para tirios que troyanos. Lo que no hacen los públicos controlados por el PP y a la TV de Aguirre me remito. Tampoco lo hacían los psocialistas en la etapa de Felipe; cosa que parece haber cambiado, visto que el PP no ha convertido todavía TVE en el casus belli que fue en todas las legislaturas. La TV de Aguirre, por seguir con el ejemplo, se paga con dinero público. Es decir, seguirá emitiendo y su personal cobrando sin que preocupen a los responsables ni mucho ni poco los ingresos publicitarios. El presupuesto tapará los agujeros. También debe esperarse de los medios privados un trato equitativo a todo el mundo, aunque en su caso ya no sería un derecho al no tratarse de dinero público; pero, a cambio, llevarían en el pecado la penitencia si la gente, cansada de su sectarismo, prescinde de ellos por higiene. Los públicos, en cambio, podrán continuar tranquilamente mientras haga falta al no depender su financiación del mercado. Un medio privado, como digo, depende de la publicidad y el PP, al dirigirse explícitamente a lectores, anunciantes y accionistas de Prisa pretende quebrarlo sin importarle destruir miles de puestos de trabajo. Este boicot es el primero ordenado por la dirección de un partido de forma vinculante para la militancia y es legítimo considerarlo atentado contra la libertad. Algunos en Canarias se han mostrado sensibles con la tribulaciones de Rajoy; nunca antes respecto a la incidencia de Polanco en la TV autonómica o la bula de que parecen disfrutar sus inversiones en el Sur tinerfeño. No es extraño, pues son los mismos que, en lo tocante a CANARIAS AHORA, justifican que el digital de Soria, pagado por el Cabildo, publicara la lista de nuestros anunciantes con direcciones y teléfonos, marcándolos como los nazis a los judíos; antes de tomar el poder, claro; después ya no hizo falta. Dan miedo, pero hay que plantarles cara.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha