eldiario.es

Menú

Y así hasta el 2011

- PUBLICIDAD -

La luz verde a la guanchancha, que costará en principio 17 millones de euros, y los trasteos televisivos son centro de la actualidad política. Con la novedad de que Paulino consiguió el apoyo del veleta de Soria, que siempre dijo estar en contra de las dos invenciones.

Si lo de la guanchancha tiene tela, lo de la tele supera el listón de la desvergüenza con el contrato dedificado con Mckenzie, una empresa creada hace poco y tan inexperta en la producción televisiva que ni siquiera figura en su objeto social. Se le abonarán a más de mil euros el minuto de parida. Jauja, oye.

Toda una cuasi alegoría de la política de desviar la atención de lo demás. El Parlamento se ha entregado al debate de estas cuestiones con una pasión que explicaría la torpe decisión de subir los sueldos de sus señorías justo cuando se hablaba de que los isleños padecemos los salarios más bajos y asomaba de nuevo el fantasma de los altos índices de desempleo. No se ha enterado el Parlamento de que Canarias encabeza los rankings más negativos del país y que ya no valen los juegos florales.

Y de fondo el Estado Libre Asociado sin otra respuesta psocialista que la majadería de proponer al pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz un pronunciamiento de españoleidad y olé para chinchar a Miguel Zerolo. Política de colegio mayor, oye.

Son cuestiones entretenidas para los políticos áticos que traen al fresco a las demás islas; comenzando por Gran Canaria donde estamos más interesados en el sexo de los ángeles y en saber cuántos de esos mismos ángeles caben en la cabeza de un alfiler; ocupaciones no menos inútiles aunque más baratas que el gusto ático por la grandeur con guardia libre asociada propia.

Y mientras vemos impotentes la que se nos viene encima, me entero de que a Bruselas llegan proyectos de desarrollo de las comunidades españolas (son magníficos, me cuentan, los de Valencia en materia hidraúlica) con incidencia directa en la creación de empleo y en el medio ambiente, entre los que brillan por su ausencia los canarios. Menos mal que la Mancomunidad del Sureste grancanario sigue emitiendo señales de que aún queda vida inteligente.

El Gobierno paulinés afronta la crisis desviando la atención de su incapacidad palmaria y ni siquiera elabora proyectos de futuro con lo que la cosa irá a peor. Excepción hecha del Septenio en el que ha gastado ya cuatro millones sin que sepamos aún de qué va. Y así hasta el 2011.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha