eldiario.es

Menú

Una causa sin glamour

- PUBLICIDAD -

Lo dijo desde Rabat del mismo modo que las cajetillas de tabaco advierten que su consumo puede ser nocivo para nuestra salud.

Lo de menos es que la activista saharaui tenga razón. Lo realmente grave es que su actitud reivindicativa disuada a los pensionistas alemanes de visitar Lanzarote.

El alcalde, ex presidente del Gobierno canario y ex ministro es uno de los políticos más pragmáticos y valorados del archipiélago, si no el más. Tanto que hasta la gente de derecha no tiene rubor en proclamar en público que le vota.

El partido al que pertenece Saavedra está tibio con la causa saharaui. Hubo una época en la que los socialistas la defendían a ultranza, pero fue sobre todo en la transición. Luego, cuando Felipe González llegó al gobierno tras la UCD, pasó del asunto, lo mismo que le ocurrió a Zapatero tras la etapa de Aznar: donde dijeron digo dicen ahora Diego. Hasta que vuelvan a la oposición. Es el papel que ahora hace cínicamente el PP de Rajoy.

Los socialistas, mientras presentan su nueva economía sostenible en shows de focos, polvo de estrellas, alfombra roja y pasarela, miran para otro lado para no toparse con la cruda realidad que pernocta estos días en Guacimeta.

Aminetu es la antítesis a una estrella de cine.

Para ellos la causa saharaui no tiene glamour.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha