eldiario.es

Menú

Poco que celebrar

- PUBLICIDAD -

Un comentario habitual en la prensa diaria, sobre todo en la prensa económica, es que la recuperación económica ocurrirá mucho antes que la disminución del desempleo.... Se acentúa esta percepción en que el crecimiento del PIB dejará de ser negativo en 2011 y comenzará a crecer lentamente en 2012, pero se matiza inmediatamente que tal crecimiento no se traducirá automáticamente en un descenso del desempleo, ya que para que esto ocurra el PIB, el Producto Interior Bruto, debe crecer al menos un 3% anual de forma sostenida; y ese porcentaje está aún muy distante en Canarias. Todavía se recuerdan aquellos tiempos en los que Canarias, con un aumento del 3%, era en 2005 la tercera autonomía con menor crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB); y su tasa de incremento interanual 2000-2005, que alcanzaba un 3,40%, se convertía en la sexta mayor de las autonomías del Estado, según afirmaba el informe sobre la Contabilidad Regional de España hecho público en su momento por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Pero era un crecimiento virtual, basado en el turismo y la construcción, y no en la formación, en la sostenibilidad real (la soberanía alimentaria en Canarias es menor del 10% de lo producido) y en la I+D+I, en la investigación, el desarrollo y la innovación. Las políticas de los sucesivos gobiernos autonómicos han sido en muchas ocasiones pan para hoy y hambre para mañana? Por eso también hay crecimientos del 3% sostenidos en el tiempo que se convierten en meros espejismos, y que no crean tejido real? No todo el crecimiento positivo conlleva consecuencias positivas estructurales? Por otra parte, la ralentización de la demanda ha contribuido a la baja producción de empleo y al decrecimiento de la economía llamada productiva (es decir la economía donde se producen y distribuyen bienes de consumo), siendo ésta sustituida por la economía especulativa basada en el capital financiero (es decir, en los bancos). Es la crisis financiera, basada en la especulación, la que ha consumido mayor atención de los medios y de la vida política, pero sin encontrar aún soluciones reales a la misma. De ahí que se hayan hecho propuestas para dificultar los comportamientos especulativos del capital financiero y para forzar a la banca para que ejerza su función proveedora de crédito, como reformar en España la ley de Cajas. Pero aún cuando se están tomando medidas en este sentido (y las aprobadas hasta ahora son muy moderadas e insuficientes), la crisis continúa en una espiral entrópica sin fin, que de momento afecta en la zona euro de forma más hiriente a Grecia, pero que lanza su sombra amenazante sobre España y Portugal? La defensa de las políticas que en su momento favorecieron las rentas del capital se basaba en el argumento de que facilitarían el crecimiento económico, y por ende el empleo. El argumento era que "antes que redistribuir había que crecer", y éste se convirtió en el eslogan neoliberal desde los 90 del pasado siglo XX, ampliamente utilizado en las culturas mediáticas y políticas occidentales. Pero tal tipo de crecimiento (basado en el favoritismo a las rentas del capital) creaba menos crecimiento económico y menos producción de empleo que el que se hubiera dado si tal crecimiento hubiera estado basado en una mayor redistribución de la riqueza. Lo que se necesita ahora es, pues, "redistribuir para poder crecer y crear empleo". Pero ni siquiera los Estados se ponen de acuerdo para fijar una "Tasa Tobin" que gravase globalmente los movimientos y los beneficios bancarios del capital, con la excusa de la huida de capitales. El problema es que si la crisis se contagia desde el "efecto griego", pocos capitales habrá que salvaguardar de una fiscalidad que no sería excesiva, sino necesaria?

Además, las Islas son la tercera comunidad en la que más cayó el Producto Interior Bruto (PIB) durante 2009, al experimentar un descenso del 4,2%, según se desprende del informe de Contabilidad Regional de España difundido por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De este modo, Canarias cerró 2009 con un PIB de 19.867 euros por habitante, muy distante de los números per cápita del PIB global del país (22.888 euros). Y por ello, todos los números nos dicen que la crisis está aún muy distante de resolverse en Canarias, y menos si no hay una decidida apuesta innovadora por el cambio de modelo productivo, la inversión en Estado del Bienestar, y el justo reparto de la riqueza. Sí, poco hemos tenido para celebrar en el reciente día de Canarias. Es más, lo escenificado recientemente en el Congreso de los Diputados tanto por el Gobierno socialista de España con el Decreto del Gobierno sobre el "Plan Bruselas" a la española de contención del gasto público, ya llamado "Decretazo", renunciando coyunturalmente a sus fundamentos ideológicos de base, como por Coalición Canaria -con su pasiva abstención en la referida votación parlamentaria-; o por el PP -cuando menos oportunista en lo estratégico-?, tampoco nos ha dado mucho que celebrar en este ya pasado día archipelágico, que debiera haber sido implementado desde otras circunstancias. Esperemos que las del año que viene deriven de sinergias diferentes.

José Carlos Gil Marín

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha