eldiario.es

Menú

El círculo de la pobreza

- PUBLICIDAD -

Corrían los años setenta cuando un economista de la escuela sueca compartió el premio Nobel de Economía con otro destacado economista de la escuela de Viena. Hablamos de Gunnar Myrdal y Friedrich Hayek, respectivamente.

El sueco Gunnar Myrdal preocupado por los problemas del crecimiento económico en Latinoamérica, provocados fundamentalmente por una clase social mayoritariamente pobre, sin posibilidades de ahorro en las familias, con escasos recursos económicos, y destinados, casi sus recursos en su totalidad a bienes de consumo . Lo que impedía destinar recursos a bienes de inversión, no pudiéndose lograr la acumulación de capital.

Por todo lo anterior, no se dio una alternativa que permitiera el crecimiento económico, el salir de la pobreza, el escapar de la falta de empleo. Todo lo cual dio lugar a la creación por parte de Myrdal de la definición del "circulo vicioso de la pobreza". Un círculo difícil de romper en esas sociedades tan desiguales de Latinoamérica en aquella época. Hoy todo ha mejorado por suerte en algunos de esos países, tuteando y superando a varias naciones europeas.

Mrydal, nacido en 1987 y preocupado por los asuntos de las desigualdades económicas, escribe un fabuloso tratado en 1972, con el título The challenge of world poverty ( El desafío de la pobreza en el mundo), y que dada la situación de algunos países de Europa goza de total actualidad.

Algunos datos clarificadores

España, con cerca de 6 millones de parados, 3 millones de personas en pobreza severa que según informes de Cáritas viven con menos de 307 euros al mes y que se han duplicado desde el año 2007, nos reafirma que el circulo de Myrdal es desgraciadamente asunto de actualidad.

Señalándonos además el FMI (Fondo Monetario Internacional) en sus previsiones para el 2014 para España que la tasa de paro no bajara y se situara en el 26,7%. Si a ello le añadimos el informe último que publicó el banco Credit Suisse señalando que en España el número de millonarios aumentó en un 13% entre la mitad del año 2012 y la mitad del 2013, llegándose a la cifra de 420.000 personas con la etiqueta de millonario. También podemos rematar ese asunto añadiendo que la tasa de pobreza en España ha pasado del 19,7% de los hogares españoles en prácticamente un año al 21,2% en el año 2012.

Si viviera Mrydal estaría hablando y defendiendo esa teoría suya del círculo vicioso de la pobreza y que hacer de una vez por todas para romperla. En algunos países de la vieja Europa la lucha contra la pobreza y la exclusión social es una asignatura pendiente, se dice que es una de las estrategias de desarrollo a medio plazo en la Unión Europea. Pero la realidad actual es que esos más de 20 millones de pobres de la Europa Comunitaria continúan existiendo. De no cogerse el toro por los cuernos por parte de los responsables a nivel europeo, difícilmente los países miembros en forma individual tendrán una solución exitosa.

Según diferentes informes ya no hablamos de desempleados, hablamos de trabajadores pobres en España, personas que están por debajo del umbral de la pobreza, alcanzan la cifra de 940.000 y en la Europa comunitaria la cifra es de 21,5 millones.

En España Cáritas atendió en sus servicios de acogida, generalmente parroquias, en el año 2007 a 400.000 personas, en el año 2010 a 950.000 y en el año 2012 a 1.300.914 personas. Esas cifras son coincidentes también según información de Cáritas, con el 3,5% de población española en pobreza severa en el año 2007, pasando al 6,4% de la población del país en el año 2012. Previéndose para los años 2013 y 2014 resultados iguales o peores. Las políticas de austeridad y los posibles raquíticos crecimientos económicos en España impiden romper ese triste círculo.

No podemos olvidarnos en resaltar la situación de Canarias reflejando algunos datos que lo dicen todo. Según el INE (Instituto Nacional de Estadísticas), para el año 2011, uno de cada tres canarios vivían por debajo del umbral de la pobreza. Lo que representa el 33,8% de la población canaria. Tristemente somos los canarios los más pobres de España, superando en 12 puntos la media del resto de comunidades autónomas. El INI evaluó ese umbral de la pobreza en la cifra de 7.355 euros al año para personas solas y en 15.445 euros para hogares integrados por dos adultos y dos niños.

Según UNICEF, el número de niños que viven por debajo del umbral de la pobreza en Canarias es de 112.000, lo que representa, un 30% de la población infantil en las islas. Todo ello es consecuencia de la tasa de paro del 35,1%; de la nefasta distribución de la riqueza en Canarias. Produciéndose en las islas unas desigualdades muy por encima del resto del territorio nacional. Seguramente si Myrdal viviera y fuera canario ya hubiese puesto el grito en el cielo.

Posicionamiento

Los datos y las reflexiones nos hacen ver que la sociedad europea por no hablar de otras, se encuentra atrapada por más de 21,5 millones de personas que sobreviven, mal viven, en un mundo de la opulencia. Con muchos instrumentos y recursos a nuestro alcance como jamás habíamos tenido, continúan existiendo cada vez más pobres y ricos.

Sin políticas de crecimiento económico, sin políticas fiscales de redistribución de la riqueza, sin responsables políticos serios, preparados y valientes, es realmente difícil acabar con esas desigualdades extremas. Bajar esa cifra de forma importante, en la Europa más civilizada de esos 21,5 millones de excluidos sociales, no es fácil, pero tampoco es imposible, aplicando las medidas adecuadas de crecimiento y política económica. No es suficiente con querer hacerlo por parte de los gobiernos hay que ponerse el mono de trabajo haciendo una conjura entre los países de Europa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha