eldiario.es

Menú

La clase privilegiada y perjudicada

- PUBLICIDAD -

Lo gracioso, por ponerle algo de humor a estos durísimos ajustes del Gobierno de Mariano Rajoy, es que las leyes en España no son iguales para todos. Es decir, mientras que los consejeros y responsables técnicos del Cabildo Insular de Tenerife se benefician de unos bonos gratis de 12 euros para el transporte local, estando todos ellos en activos y capacitados para realizar sus obligaciones laborales, y, superando con creces el sueldo interprofesional; una persona con una minusvalía de un 51%, le niega el bono de transporte gratuito porque dice que supera el sueldo interprofesional. Increíble, pero cierto.

Sin duda, seguimos viviendo y padeciendo la injusticia de los poderes fácticos, motivando que cada día las clases política tenga menos credibilidad en la sociedad española. La minusvalía no es algo que la persona provoque o desee de manera voluntaria. Es una situación desventajosa para un individuo determinado, consecuencia de una deficiencia o de una discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso, en función de su edad, sexo, factores sociales y culturales. El 33% es el porcentaje de minusvalía para obtener unos determinados derechos sociales, siempre y cuando el paciente cumpla con los requisitos de la Ley de Asuntos Sociales.

La sociedad tinerfeña ya se esta acostumbrando a todo tipo de subidas de impuestos como la más reciente en el transporte público, pero eso no quiere decir que lo apruebe. Por supuesto que nos importa y nos afecta mucho cualquier subida de impuesto sea cual sea. Lo que no es normal es que se le niegue a una persona con un grado de minusvalía de un 51%, un bono gratuito del transporte público, pese a estar trabajando y con un sueldo de mil euros. Mientras que estos señores/as, no todos, que trabajan para el Cabildo Insular de Tenerife, han sido agraciados con un derecho social que no les corresponde.

En fin, así esta montado el sistema y con ello tenemos que vivir. Pero espero y confío, que lo que hoy es una reivindicación socia por parte de la sociedad española y canaria; mañana sea una revolución social, en la lucha democrática en la búsqueda de los derechos e igualdad de las personas. Y con ello, eliminar o erradicar a través de las leyes española, los privilegios y abusos de los poderes políticos.

Rafael Lutzardo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha