eldiario.es

Menú

La corrupción en el fútbol

- PUBLICIDAD -

Si les digo que no tenía ni idea de la corrupción del fútbol español, les estaría mintiendo. Los runrunes de las cositas de Ángel María Villar y de Juan Padrón sonaban con música estridente, desde la bunkerización del hasta ahora presidente en su cargo y las concomitancias sospechosas con los dirigentes autonómicos, hasta los gastos escandalosos de Juan Padrón en viajes pagados incluso a su familia y otras prebendas que hacían presagiar que un día podría saltar la Real Federación de Fútbol de España por los aires. Hay un precedente en cuanto acciones judiciales muy grande, que lo han interpretado entre otros dos mandatarios del Barcelona, Josep Lluis Nuñez, condenado hace años, y Sandro Rosell, actualmente en la cárcel; José María del Nido, expresidente del Sevilla, cumpliendo condena y ahora con permisos de fines de semana, y otros muchos que se las han tenido que ver con la Justicia con diversa suerte, como Manuel Ruiz de Lopera, José María González Caldas, Augusto César Lendoiro, Jesús Gil, Agapito Iglesias, Ángel Lavin, y los expresidentes del Real Madrid Lorenzo Sanz y Ramón Calderón, que sortearon la cárcel con muchas dificultades.

Y llegó Ángel María Villar y en tres décadas hizo de la Federación de Fútbol de España su cortijo particular, con la colaboración necesaria y muy estrecha de Juan Padrón, presidente de la Federación de Fútbol de Tenerife. La Operación Soule (un juego de la Edad Media), como la ha bautizado la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, y que dirige el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, no acaba sino de empezar. Sobre Villar y Padrón recaen de momento cinco delitos, el de corrupción entre particulares, apropiación indebida, que podría ser ampliado a tres delitos más según las investigaciones futuras del juez Pedraz, nada menos que administración desleal, falsedad documental y alzamiento de bienes, todos estos relacionados con empresas interpuestas y hasta ahora se han localizado a Sports Adviser SL, Cervantilandia SL y Acomodalia SL, dirigidas por Gorka Villar, el hijo del presidente.  Por si todo esto fuera poco también acusan a los implicados de comprar votos, de adjudicaciones a dedo, y desvío de ingresos en partidos amistosos para efectuar apropiación indebida. Vamos, para robar dinero. Me chisman que por todo esto podrían pedirle a Villar y Padrón de 12 a 16 años de cárcel. De momento están en la cárcel de Soto del Real en prisión preventiva y sin fianza.

Las ramificaciones están empezando a salir a flote según surgen detalles de los informes de la UCO al juez Santiago Pedraz, y podrían ser muchos presidentes autonómicos implicados también en delitos que ahora mismo se están investigando. No se ha salvado la Federación de Futbol de Las Palmas de estos incidentes, y la UCO también se personó en la sede de la calle Ángel Guimerá para con el presidente Antonio Suárez Santana presente hacer un registro que duró varias horas y también están investigando en la sede de la Autoridad Portuaria, en donde la Federación tiene varios campos de fútbol, y que se extiende además a las formas de compra de material deportivo. Lo cierto es que de momento el canario que se enfrenta a una situación mucho más delicada es Juan Padrón Morales, un hombre que fue un excelente jugador del Tenerife, y al cual le hice muchas entrevistas en el viejo Diario de Las Palmas y más tarde en La Provincia. Padrón formó parte de aquel equipo tinerfeño formado entre otros por el portero Ñito, Colo, Álvaro, Villar, Santos, que fueron los que consiguieron en 1960 el primer ascenso del Tenerife a Primera División. Padrón, un excelente jugador de fútbol, un mal directivo, y presuntamente un delincuente. Claro que de todo hay en la viña del Señor, y me refiero a la expresión cristiana porque conocí profesionalmente muy de cerca a Juan Trujillo Febles, presidente de la Unión Deportiva, y Jesús García Panasco, secretario general, desde que empecé como periodista deportivo, y puedo afirmar que ambos eran muy nacionalcatólicos, muy de derechas, pero honrados y honestos (HH) a carta cabal. Lo que está claro es que la corrupción en el fútbol se ha destapado oficialmente, y que las investigaciones que acaban de empezar siguen su curso inexorable. Como debe ser.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha