eldiario.es

Menú

60 cumpleaños organizando la Cabalgata de Reyes

- PUBLICIDAD -

En estos felices sesenta cumpleaños, bien saben los distintos ediles, que han ocupado responsabilidad en el Consistorio de la capital de la isla, qué duro trabajo y responsabilidad organizativa, les han aliviado los generosos gallegos, y canarios de adopción y de corazón, que una vez anclaron sus vidas en estas ínsulas atlánticas, para trabajar y arrimar el hombro en lo que hiciera falta, por esta tierra y sus gentes hospitalarias, junto a los nativos isleños. Y allá a donde hayan recalado, como lo han hecho en todas las partes del mundo, dejando su vitola de ardua laboriosidad y constante honestidad demostrada.

Trabajadores desinteresados y altruistas en el bien común para esta ciudad, como lo han ejemplarizado en la Cabalgata de Reyes de Las Palmas de Gran Canaria, cada día cinco de enero, desde hace sesenta años. Aunque, su labor solo sea perceptible durante las pocas horas que luce la Cabalgata. Porque el encomiable trabajo de estos misántropos, se remonta a meses de ardua labor en la gestión y preparación de todos los pormenores que conlleva, que son multiplicados y cuantiosos, para ese día cinco, en tarde y noche (y también el seis de enero durante todo el día).

El actual Presidente Ricardo Villares Paz, que con la sensatez y dinamismo que atesora, patronea este buque insignia para la capital (con todo su equipo junto él), durante el periodo navideño, siendo el referente más prestigioso de la isla durante estas alegres fiestas. Y lo es, no solo por la Cabalgata, que es el colofón, sino por las muchas bolsas de ayuda alimentaria que gestionan para los 66.000 solicitantes, que este año superará esa cifra, (habiendo sido el pasado de 62.000 donaciones alimentarias). A lo que se suma la entrega de 46.000 juguetes. Alimentos y juguetes, que se distribuirán entre: familias particulares; Cáritas, en la ciudad; Municipios de la isla, gestionados por Asuntos Sociales; Fuerteventura, por Cáritas, en fuerte demanda; Estela Maris, marinos abandonados en el puerto; Parroquias eclesiales; Centros de Acogidas; Asociaciones de Vecinos; y etc. Con un reparto total de 150 toneladas de alimentos no perecederos. "Lo que equivale a dar de comer a 500 personas diarias, durante todo el año", enfatiza, Villares.

En estos duros tiempos, de tambaleante economía para todos, especialmente para los desempleados, y pensiones no contributivas, faltaría más, que la solidaridad humana, quedaran al margen. Todo lo contrario: se han sumado bondadosos particulares en donación de alimentos y juguetes, y empresas de la ciudad, que tampoco están boyantes. Entre las instituciones oficiales, que tienen la infinita obligación de colaborar en la noble causa, destaca el Cabildo Insular, por su colaboración; no así el Ayuntamiento capitalino, que en el celo de proteger los dineros ajenos, es pírrico en la aportación, y pésimo pagador en las ayudas prometidas, para paliar esa primaria necesidad alimentaria. Pero aun peor, es la usura e incomprensible negación por Asuntos Sociales del Gobierno Canario, que este año ha contestado: grotescamente y sin rubor, que no tienen presupuesto para la Cabalgata. Y para ayuda alimentaria: ni un céntimo. Pero sí les sobra para frívolos acontecimientos de imagen.

Teo Mesa

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha