eldiario.es

Menú

Me lo dijo Pérez

- PUBLICIDAD -

Algo tan atractivo, sugerente y democrático como unas elecciones primarias se ha convertido en una rémora antes incluso de que lleguen las elecciones locales y autonómicas.

Evidentemente a los socialistas les ha salido el tiro por la culata con las primarias. En Canarias la historia de Pérez contra Pérez se ha convertido en una versión patética y bufa de Kramer contra Kramer sin que se sepa muy bien quién es Dustin Hoffman y quién Meryl Streep.

En realidad no se sabe muy bien quién ha salido peor parado de los Pérez, si José Miguel o Santiago. Teóricamente ha ganado el secretario general, que será el candidato a enfrentarse a Paulino y Soria, pero internamente no queda claro quién ha sido el vencedor.

Creo que han perdido los dos: Pérez y Pérez. No ha ocurrido lo mismo en Madrid, donde Tomás Gómez, el ganador de las primarias y secretario general de los socialistas madrileños, no ha tomado represalias contra la perdedora, la ministra Trinidad Jiménez. La única agresión verbal que ha sufrido la titular de Sanidad ha provenido del diputado Alfonso Guerra, ex vicepresidente del Gobierno socialista de Felipe González y ex vicesecretario general del PSOE, que la ha llamado "señorita Trini" con un retintín machista que tira para atrás.

Zapatero apostó por ella porque aseguraba que en las encuestas estaba mejor valorada para enfrentarla con Esperanza Aguirre. Lo que extraña es que si el presidente del Gobierno actúa al dictado de las encuestas, ¿por qué no ha dimitido ya para dejar paso a otros candidatos?

Es evidente que todas las encuestas, las que elaboran los medios de la derecha y de la izquierda, coinciden en el retroceso de Zapatero, al que se le augura un batacazo monumental en los próximos comicios. Si es consecuente con la propuesta que le hizo a Gómez, debería aplicarse el cuento y dar paso a un sustituto mejor valorado en los sondeos demoscópicos.

Si ya los socialistas canarios lo tenían crudo para gobernar, porque CC y PP seguirán aliándose, ahora lo tienen casi imposible. No hay mejor regalo para la derecha que la división de la izquierda. Para estas primarias no se necesitaban tantas alforjas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha