eldiario.es

Menú

La doble condena del olvido

- PUBLICIDAD -

La crisis económica ha convertido a miles de ciudadanos de nuestro país en presa fácil para las redes del narcotráfico internacional. Hombres y mujeres que nunca antes habían tenido contacto con el mundo del crimen, que jamás habían tenido ninguna relación con las mafias del narcotráfico que ante la tentadora oferta de hacer de mulas y ganar un dinero fácil y rápido han terminado en una espiral infernal en el extranjero. Condenados a cumplir varios años de prisión en el mejor de los casos, o a cadena perpetua en algunos países, lo hacen en condiciones extremas. Hacinados, víctimas de mafias carcelarias, sin asistencia sanitaria básica, sin asistencia jurídica, en una situación de abandono por las autoridades españolas en muchos casos intolerables. Una doble condena. La propia del delito cometido, y la que se deriva, mucho más dura si cabe, de hacerlo en centros carcelarios casi medievales en donde los derechos humanos no existen. Centros en los que deben pagar por ser asistido sanitariamente, por tener un colchón a veces solo para compartir con varios presos o simplemente por comer. Sin agua potable, conviviendo con miles de presos en condiciones extremas de humedad y calor. Donde una simple infección de muelas puede costarte la vida por no tener una asistencia médica como ya ha ocurrido en varias ocasiones. Víctimas en algunos casos de la corrupción de los propios funcionarios y de las mafias de los penales que ven en los españoles una caja registradora. Abandonados a su suerte viven en un auténtico infierno.

Según la fundación Más34 que se ocupa de asistir y atender a los españoles encarcelados en el extranjero, en estos momentos hay unos 1200 presos españoles en cárceles fuera de nuestro país, de los cuales el 83% lo están por delitos relacionados con el narcotráfico. Canarias no está ajena a esto. Según datos que han sido facilitados por la Consejería de Presidencia del Gobierno de Canarias, hay aproximadamente unos 35 canarios cumpliendo condena en el extranjero, desde prisiones en Japón, pasando por países europeos y la gran mayoría en Latinoamérica. Perú es el país con más presos canarios en sus centros penitenciarios con un total de doce. Canarios que tentados por un dinero fácil se pudren en soledad en esas inmundas prisiones.

En mayo de 2015, la Defensora del Pueblo publicó un informe sobre la situación de los presos españoles en el extranjero, y en él se pone de manifiesto cómo existen grandes deficiencias en la actuación de las administraciones españolas para garantizar a los ciudadanos españoles encarcelados fuera de nuestro país una serie de derechos y condiciones a la hora de cumplir sus condenas y la posibilidad de ser trasladados a nuestro país para cumplirlas en una prisión española. Existe una descoordinación por ejemplo en la asistencia sanitaria inaceptable en la que el Gobierno de España se pone de lado y pasa la pelota a las Comunidades Autónomas muchas de las cuales no tienen protocolos ni partidas presupuestarias para atenderles. Hay presos que han perdido la vida derivada de infecciones elementales por no ser atendidos ni tener medios para pagar los médicos de prisión ni las medicinas más básicas. Cuestiones como la falta de coordinación de los consulados los cuales cada uno de ellos aborda estos temas según el interés que ponga el cónsul que te haya tocado en suerte. Existen algunos que jamás han ido a visitar a un preso español de los que cumplen condena en penales en su ámbito de actuación. Casos tan graves como no comunicar un cambio legislativo a presos que les beneficiaba y acortaba su condena han sucedido.

El pasado mes de octubre como portavoz del Grupo Parlamentario del PSOE en el Parlamento de Canarias llevé este asunto a la cámara, quise que se hablara de ellos en el lugar en el que los ciudadanos de nuestras islas están representados. Se aprobó la propuesta que llevé para instar al Gobierno de España y al de Canarias a mejorar la atención de estas personas. Porque no hay peor condena que el olvido y el abandono.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha