eldiario.es

Menú

El drama del desempleo: "los lunes al sol"

- PUBLICIDAD -

El paro es un verdadero drama en sí mismo, pero el de larga duración es algo terrible en sus consecuencias. Personas que superan los 50 años y llevan un año o más en desempleo tienen un futuro difícil, por un lado, tienen lejano el poderse acoger a la jubilación y de otra parte, el encontrar empleo se convierte en misión imposible. Unos tres millones en nuestro país se encuentran en esa situación. Según el INE (Instituto Nacional de Estadística) la destrucción de empleo se aceleró a partir del primer trimestre del año 2013, destruyéndose unos 800.000 empleos respecto al primer trimestre del año 2012. Antes de la crisis el parado de larga duración afectaba a un colectivo de unas 400.00 personas, eran un 25% del total desempleados, en la actualidad, la cifra es la ya reseñada de tres millones de parados que son más del 50% del total de los desempleados.

Desde mi punto de vista el principal problema de España son los parados de larga duración. La justificación de esa afirmación está en la dificultad para la búsqueda de soluciones inmediatas. Lo que da lugar al deterioro de un importantísimo colectivo de capital humano. El pensar en una posible condena en muchos casos a una vida de 15 años o más sin futuro de empleo o de algún tipo de pensión de jubilación, es una condena a él y a su familia a una tragedia sin salida.

Una situación así, no se la deseo ni al peor de mis enemigos. Los efectos psicológicos, los daños mentales, la caída de la autoestima, el poder sentirse unos inútiles para su propia familia, puede tener consecuencias imprevisibles para cualquier ser humano. Es un trato muy injusto en una sociedad avanzada y debería ser tomado muy en serio por todos nosotros y fundamentalmente por los que tienen responsabilidades políticas. No hay derecho a que se den ese tipo de situaciones.

Pienso que el colectivo de parados de larga duración tienen efectos devastadores a nivel físico, psicológico, y espiritual. Muchos de ellos seguramente logran alcanzar un estigma muy negativo de su situación, configurando en su mente un estigma laboral erróneo para encontrar empleo, por el simple hecho de pertenecer a un grupo son ninguneados. Su único pecado ha sido encontrarse allí. En el momento y en el lugar equivocado. Esa situación a mi modo de ver requiere de un esfuerzo colectivo, un impulso inmediato, tomándose muy enserio ese asunto, implicándose el conjunto de los Departamentos de los Gobiernos de las distintas Administraciones, dándoles nuevas oportunidades, mediante la aplicación de medidas importantes, de acciones urgentes, como podrían ser las de estímulos fiscales al empleo.

A la vista de lo que se va a señalar los parados en Canarias deberían colocarse, "los lunes al sol", en recuerdo de la excelente película del año 2002, interpretada entre otros, por Javier Barden, laureada con numerosos premios, entre ellos, Goyas 2003, Premio Unión de Actores, Concha de Oro en el Festival de San Sebastián, Premios ACE Nueva York, etcétera.

Leía el miércoles 29 de enero de 2014, en un periódico local, la Provincia por más señas, la referencia y comentario a unas declaraciones realizadas según ese medio de comunicación en la cadena SER, de un responsable del Gobierno de Canarias, el Director del Servicio Canario de Empleo, en relación con la alta tasa de desempleo en Canarias, indicando según declaraciones recogidas por la SER y trascritas por la Provincia, " en Canarias tenemos otras ventajas, como un clima maravilloso, y que las condiciones de vida no se miden solamente, por el dinero que uno gana o por la tasa de paro que uno tiene", añadiendo. "Esto es una especulación que yo hago no un dato científico pero es verdad que en nuestras islas se puede mantener una tasa de desempleo mayor de la que se podría mantener en otras zonas más inhóspitas".

El periódico ante esas declaraciones presuntamente indicaba las siguientes reflexiones: "¿Qué importa que Canarias tenga una de las mayores tasas de desempleo de España si sus habitantes pueden disfrutar del mejor clima del mundo? ¿Mejor estar desempleado y vivir en el paraíso que tener que trabajar en un lugar inhóspito?".

Según el periódico reseñado "en las redes sociales esas supuestas declaraciones tuvieron un adecuado impacto", ante todo ello el Director General que presuntamente las realizó explicó que se habían mal interpretado sus palabras.

Sinceramente si es cierto que sucedió lo que dicen que sí ocurrió, habría que calificarlo como mínimo como algo, incomprensible, fuera de lugar, de una enorme torpeza política e inaceptable para entender por un desempleado y máxime por un parado de larga duración. Jamás habría que insinuarle, ni recordarle, la dureza de lo que sucede en la trama de la película, un lunes al sol.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha