eldiario.es

Menú

La encuestas y el tarot

- PUBLICIDAD -

En el reciente período electoral se publicaron diversas encuestas que trataban de acercarse al panorama político institucional que podría quedar en las Islas tras el 27 de mayo. Algunas, como la realizada por Demométrica Canaria para Canarias7, pronosticaron con acierto el cambio político que se avecinaba, con el crecimiento significativo del PSC-PSOE en ayuntamientos, cabildos y Parlamento de Canarias, y el paralelo retroceso de PP y ATI-CC, reconociendo al tiempo el papel emergente de Nueva Canarias a quien otorgaba posibilidades de acercarse al 6% y entrar en la cámara de Teobaldo Power. Otras, como la del CIS, demostraron, una vez más, un nulo conocimiento de la estructura política de las Islas y/o un nefasto planteamiento metodológico, tanto que ponían en el mismo plano, con las mismas opciones, a Nueva Canarias y a Izquierda Unida Canaria (IUC), cuando la primera al final obtuvo varias alcaldías, numerosos concejales y consejeros cabildicios, y unos 65.000 votos municipales (casi 52.000 al Parlamento, el 5,58%). Mientras, el partido de Llamazares en el Archipiélago –y en consonancia con su trayectoria descendente de anteriores comicios- continuó su progresivo y empecinado camino hacia la nada, apenas 6.460 sufragios (0,71%), prácticamente la mitad de los 12.128 que obtuvo en 2003, décima fuerza en el ranking político-electoral de las Islas y organización, por lo que se ve, poco propicia para la autocrítica y las consiguientes dimisiones. Pero las pifias en las encuestas también se dieron en otras que, como el electoral lema de ATI-CC, eran “hechas en Canarias”, que algún producto del país sale bichado. Alucinado quedé con sondeos que daban hasta seis escaños al CCN de Ignacio González que, tal como pronostiqué en un artículo hace ahora cuatro meses, sería protagonista de la segunda parte de la Operación Roca. En este caso la bauticé como Operación Arena, por su enorme volatilidad; un fiasco de diez o doce millones de euros gastados en publicidad y en marketing electoral, y desastrosos resultados en las urnas, unos pocos concejales, y éstos fundamentalmente por el fichaje de personajes consolidados en las instituciones y provenientes de las más diversas filas partidarias, como Pacuco Guedes u otros de similares características, por los que no les arriendo la ganancia. Por cierto, los disparates de buena parte de esos estudios, incluidos los del todopoderoso CIS, contrastan, y lo dice un descreído en esta y en otras materias, con el trazo fino del tarot de Trinidad Pérez Morales, que en las páginas de Canarias7 anunció el futuro poco halagüeño que las urnas depararían a Soria, Rivero y González, y las mejores perspectivas que dibujaban para López Aguilar y Román Rodríguez. Mucho más atinada con los arcanos de sus cartas, en fin, que algunos encuestadores profesionales. Y eso que ella no juega con la ventaja del + - 3% de margen de error.

Enrique Bethencourt

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha