eldiario.es

Menú

No se enteran

- PUBLICIDAD -

No, muy bien no debemos de estar de entenderas tampoco los canarios porque no hemos entendido a la alianza nacionalista CC-NC.

Paulino Rivero y Claudina Morales aseguran, tras sus malos resultados, que no han sabido explicarse. Los muy ingenuos no saben que se han explicado estupendamente y la gente los ha entendido a la perfección y por eso dejó de votarlos.

Los que no han entendido nada de nada son los socialistas. Haciendo políticas de derechas es muy difícil atraer a la izquierda. Eso les pasa por ser inconsecuentes. Esta vez Izquierda Unida ha subido por ser coherente con su nombre. Sus nuevos 700.000 votos son de gente de izquierda que votaba PSOE creyendo que también lo era.

Sin restar méritos al PP, al que no sé si hay que felicitar o darle el pésame por ganar en el momento más inadecuado, el que realmente perdió fue el PSOE, que extravió los mismos votos que parados hay en España, mientras que el PP apenas subió medio millón, cifra que coincide con los nuevos votantes que en 2008 eran menores de edad.

El cambio es la palabra mágica. Cada vez que la usa un candidato a la presidencia gana. Ya lo hizo Felipe González en 1982 y venció por mayoría aplastante. Ahora la empleó Rajoy y sin ofrecer nada más se llevó la partida de calle. Con menos sufragios que Zapatero en 2008 alcanzó la mayoría absoluta.

A partir de ahora los conservadores ya no podrán echar la culpa a Zapatero de todos los males de España. Culpar al socialista leonés de la herencia que cogen es la típica excusa de los cobardes. La gente ha elegido a la derecha para que le saque del atolladero, no para que lloriquee como una plañidera.

Ahora Mercedes Roldós no tendrá subterfugio al que agarrarse para que el Gobierno central nos salde la deuda millonaria histórica con la sanidad canaria, como ella misma se encargó de reclamar al Gobierno socialista cuando fue consejera regional y martillo de sus antiguos compañeros del Partido Socialista. No hay nada más fanático y extremista que un converso.

También ahora tendrá Cardona inversión para deprimir la avenida marítima y hasta para hacer la gran marina si le place. Lo mismo habrá que decir de Bravo de Laguna y sus necesidades cabildicias. Y de las subidas de sueldos de los funcionarios y de las pensiones.

Debemos estar todos contentos porque comienza una era de prosperidad y felicidad para todos los canarios. Hasta Rouco Varela reza por Rajoy, un hombre como dios manda que aprobará un Plan Canarias II.

Y como guinda tendremos a Soria de ministro o en un cargo gubernamental muy apetecible. Todos saldremos ganando en Canarias: el PP, porque lo tendrá en lo más alto, y la oposición, porque lo tendrá lo más lejos.

El que no se contenta es porque no quiere.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha