eldiario.es

Menú

La escabechina

- PUBLICIDAD -

La escabechina que el pasado jueves hizo José Miguel Pérez en el partido en Tenerife contradice su mensaje durante la campaña de las primarias: "no estamos ante una segunda vuelta del congreso regional". Pues parece que el hombre sí piensa que fue una segunda vuelta, y que el 72% de los militantes socialistas que consideran que es el mejor candidato a la presidencia del gobierno también le dijeron: tienes un cheque en blanco, o mata a Santiago Pérez. Parece que la ejecutiva de los socialistas canarios, sobre todo la mitad del partido en Tenerife que odia a Santiago Pérez, considera que había que pasar de las elecciones primarias a los instintos primarios. Y esos instintos piden sangre.

Tengo que decir que no conozco a los dirigentes actuales del PSC de Tenerife. Con José Manuel Corrales (secretario de la agrupación de Santa Cruz) y con el secretario insular Ignacio Viciana sólo he hablado por teléfono en las entrevistas radiofónicas.De Santiago Pérez sí puedo decir que lo he entrevistado en muchas ocasiones. Lo conozco hace años y siempre le he visto un discurso regenerador, que choca de frente con el régimen político-empresarial-mediático imperante en Tenerife. También hay que decir que cuando su partido le mandó cerrar filas a favor de proyectos señeros de ese régimen, como el puerto de Granadilla, Santiago se portó bien y cerró filas.

Es cierto que Ignacio Viciana ganó el congreso insular de Tenerife en enero de 2009 por sólo 9 votos frente a Guillermo de la Barreda. Pero, fitetú qué casualidad, los mismos votos por los que ganó Zapatero a José Bono. Los josemiguelistas de hoy (muchos de ellos juanfernandistas hasta hace seis meses) acusan a Santiago Pérez de no saber perder. Puede ser. Pero también hay que saber ganar. Y la carrera meteórica de José Miguel Pérez dentro del PSC-PSOE no se entendería sin el apoyo de gente acostumbrada a perder elecciones, a cambiar de discursos, a administrar un partido como quien mantiene una vieja tienda de zapatos que no aspira a competir con los comercios modernos.

Cuenta José Miguel Pérez a sus íntimos que cuando ganó el congreso regional del PSOE sus compañeros de viaje en Tenerife le metieron a tres concejales imputados por diferentes delitos. Dice que no le avisaron y cuando se enteró ya no podía echarse atrás. Si no le avisaron, mal, si le avisaron pero tragó los sapos, peor. Frente al discurso rotundo de Juan Fernando, José Miguel Pérez aparece como un hombre tranquilito, que no rompe platos. Pero se está demostrando que las mata callando. Parece un alumno de la escuela florentina de Saavedra. La escabechina de medio psoe tinerfeño contra otro medio psoe tiene todo el olor, sabor y color de la venganza que se sirve en plato frío. Los que perdieron el congreso insular están vengándose. Perdieron por los pelos y ahora quieren ganar por el cuello. Hemos pasado de aquella forma de dirigir el partido por teléfono movil, tan denostada por Jerónimo Saavedra, a dirigirlo con un hacha. Evolución de las especies, así lo llamó Darwin.

Otros artículos en el blog Somos Nadie

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha