eldiario.es

Menú

Con ganas de molestar

- PUBLICIDAD -

Este lunes 7 de septiembre, a las ocho y media de la mañana regresamos. Los que nos dieron por muertos hace meses tendrán que decir que resucitamos. El caso es que tenemos el barco preparado para usted (y para ti). Con los pasajeros de siempre y otros nuevos. Con los camarotes habituales, pero recién pintados, y con otros camarotes o secciones.

Contamos contigo. Nos vamos a enfadar si no nos acompañas. Ya sabes lo que entendemos por contar contigo. Te trataremos con humor y con amor. Como escribió Benedetti: "porque sos mi amor, mi cómplice y todo, en la calle codo a codo, somos mucho más que dos". Queremos escucharte, que nos hables, nos critiques, nos escribas. No sabemos hacer radio sin tenerte en cuenta. Te puedes enfadar con nosotros, aunque preferimos que te lo pases bien, que puedas pensar en alto, que sientas que la libertad no es una palabra vacía escrita sobre papel mojado.

Hay cosas que no toleramos: el racismo, el machismo, la resignación, la mentira? Hay otras cosas a las que no renunciamos: la crítica, la ironía, el humor, el compromiso?Somos como somos. Con nuestros excesos de pasión y nuestros defectos de moderación. Pero dejamos las puertas abiertas. Incluso a los que quieren hundirnos el barco. Están todos los que quieren estar. Y en esta tercera temporada habrá gente nueva.

Te garantizo que los miembros de la tripulación estamos muy ilusionados. Te propongo que nos rebelemos contra el pesimismo reinante. Las cosas pueden cambiar. Se trata de intentarlo, si se nos acaba el combustible estamos dispuestos a remar contra viento y marea. No nos vamos a poner chulos. No somos un crucero de lujo, no nos sobra presupuesto ni tenemos zona VIP. Somos un barco pequeñito que quiere navegar por el mar de la radio, alcanzar con las olas de las ondas la ventana de tu casa, decirte que te asomes, que te expreses, que escuches lo que queremos contarte.

Lo escribió el periodista argentino Horacio Verbitsky: "Periodismo es difundir aquello que alguien no quiere que se sepa, el resto es propaganda. Su función es poner a la vista, dar testimonio y, por lo tanto, molestar". En estos tiempos en los que se buscan periodistas precarios en las plantas de oportunidades, a precios de saldo. Ahora que el periodismo se usa más para la propaganda del poder y para ocultar las miserias de los mandamases que para servir de contrapeso a sus excesos, a nosotros nos da por recordar la reflexión de Verbistsky y asumirla como un mandato. Pues eso, que volvemos, con ganas de contar lo que otros no quieren que se sepa, y, sobre todo, con muchas ganas de molestar.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha