eldiario.es

Menú

Ese hombre que mira a 2011

- PUBLICIDAD -

Después de asistir a su coronación en el Auditorio Alfredo Kraus, Zapatero dijo en un almuerzo con periodistas que Juan Fernando era la única persona que conocía que era capaz de decir lo mismo con 5 frases diferentes. A lo mejor lo que Zapatero considera una virtud es un defecto en unas islas donde el lenguaje político sirve para disfrazar la realidad de lo que le pasa a la gente de la calle. A lo mejor resulta que sería bueno que el líder de los socialistas canarios sepa decir las cosas con una sola frase, pero la frase precisa, con palabras que se entiendan.

Está claro que López Aguilar quiere llegar muy lejos. Pero para hacerlo es necesario que aguante unos años más cerca. Cuántos más se aleje ahora, menos lejos llegará dentro de cuatro años. Cuanto más rápido se sube la montaña, más cansado se llega arriba. Tiene que subir despacio si quiere disfrutar del paisaje final. A veces hay que elegir, si uno se marcha a Madrid a ayudar a un amigo tiene que saber que cuanto más te alejas de tu casa, más te arriesgas a perderla.

Cuando uno decide dirigir un partido por teléfono, se arriesga a perder el control en cuanto se vaya la cobertura. Al final no te vas a enterar de lo que pasa en casa, sino de lo que te cuentan. ¿Cómo te vas a acercar a la gente alejándote de la gente? Un partido que presume de estar creciendo, que vaticina los próximos tropezones de los adversarios, no puede dar la imagen de que dispone de un solo jugador para afrontar todas las partidas.

Pero a veces parece que este hombre no quiere ganar la partida a los rivales políticos, sino a todo el mundo. Le preguntas si se va Madrid y dice que no es el momento de responder. Su partido elige el momento, vale. Su partido elige la respuesta, vale. Te dice que la gente quiere hablar de cómo está la sanidad, cómo está la educación, cómo está la justicia, vale. Pero la gente también quiere saber si dentro de unos meses él hablará en el Parlamento donde la gente lo puso para cuatro años, o si se marchará a Madrid hasta 2011, cuando lo vuelvan a mandar para acá. Y se repetirá la historia del hombre que llegó tarde, cuando ya había comenzado la partida y con las prisas alguien de su partido le pasó unas cartas que estaban marcadas, y tuvo que pasar vergüenza en medio del juego.

Decía ayer Juan Fernando en El Correillo que su partido va a seguir denunciando la política del gobierno canario aunque los dirigentes del PP y CC y sus corifeos critiquen a los socialistas. Sería bueno que López Aguilar supiera que se puede ser crítico con la estrategia de oposición de los socialistas sin ser corifeo de los partidos del Pacto Eterno. Todos los que se sientan en el Parlamento Canario y en las instituciones de las islas están expuestos a la crítica ciudadana y periodística, estén en el gobierno o en la oposición. ¿Todos los periodistas que en Madrid critican al PP, o sea, a la oposición, son corifeos del PSOE? Pues sería bueno que la respuesta que dé a esta pregunta el nuevo líder de los socialistas canarios la aplique también aquí, en las islas. Al final va a resultar que a los socialistas y a su política sólo los puede criticar Jerónimo Saavedra.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha