eldiario.es

Menú

La hora de la verdad

- PUBLICIDAD -

Afirma López Aguilar que "sólo el PSOE puede cambiar las cosas", lo que no deja de ser cierto. Con un pequeño matiz que, bien pensado, no es tan chico. Porque no es que sólo los psocialistas pueden cambiar las cosas sino que son los únicos en condiciones de hacerlo pues ya no hay a quien recurrir en estos momentos. La pobreza democrática de Canarias, con más de cien mil de electores sin representación, impide que otras voces se hagan oír.

Aguilar hizo sus análisis (o descripciones si lo prefieren) ante las Juventudes Socialistas, pero a quienes no estamos ya en esa inflamable franja de edad ni pertenecemos al PSC no nos impresionan los palabros. Todos hemos sucumbido al palabrerío al comprar, pongo por caso, una enciclopedia. Ofrece Aguilar "otra cosa", pero no especifica qué. La única garantía de mejora con los psocialistas es que el Gobierno de ahora es difícilmente empeorable ya que, en realidad, no hay propuestas. No nos vale el programa electoral ni lo bien que, dice, lo hace Zapatero. Nuestra bola es distinta.

Fue oportuna la catarsis inicial, es decir, que López Aguilar largara por esa boca y dijera alto lo que mucho pensamos; lo que no le perdona ATIcc-PP. Porque le abrió los ojos a unos cuantos frente a tanta desvergüenza e incompetencia tolerada, cuando no asumida. Pero va siendo hora de descender a las propuestas, a la concreción del modo y de las maneras no sólo de señalar sino de acabar con los vicios y las estupideces, por emplear sus mismas palabras. Es hora de demostrar que otra política es posible, pero no termina realmente Aguilar de meterse en harina con lo que ayuda a sus rivales a presentarlo como personaje extravagante que va por ahí dando gritos fuera de la realidad; en la que sí están, por lo visto, no pocos compañeros de su propio partido a los que se les ve fritos por un trozo de la tarta de los estúpidos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha