eldiario.es

Menú

La hucha del cerdito

- PUBLICIDAD -

Soria debió vacunarse de otras cosas, pero prefirió hacerlo de la gripe. El consejero de Economía condenado debe estar pensando en romper la hucha del cerdito para saber de cuánto dispone para hacer frente a la afrenta de Tebeto.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias, muy generoso, ha permitido que se pague la deuda con Bittini, investigado por un supuesto delito fiscal, en varios plazos. Así y todo no es probable que el Gobierno pueda pagarle con la calderilla que siempre lleva su vicepresidente encima cuando apoquina el alquiler de un chalé a un empresario portuario con apetencias en el negocio eólico o una suite en una villa turística de lujo en Mogán, patria chica del padre de Rajoy.

Al presidente nacional del PP, a falta de niña, le ponen en el escenario a un niño para que se luzca y saque el chiste fácil de que Zapatero quiere subir los impuestos de los chuches a la infancia hispana. El PP no quiere meter a los niños en el debate nacional, pero el aborto y la píldora poscoital son utilizados para lanzar dardos contra las hijas góticas de ZP, que no tienen más delito que el raro gusto por Alaska y Los Pegamoides.

De todas formas, a veces no hay muchas diferencias entre PSOE y PP. Esta semana se pusieron de acuerdo los dos para no condenar al Papa por sus obscenas declaraciones sobre el condón y el sida en África.

Por si fuera poco, ambos se negaron a censurar esas fiestas nacionales tan patrióticas que consisten en tirar a una cabra del campanario o linchar a un toro por haber nacido con cuernos y rabo.

Al parecer esas fiestas tan crueles e inhumanas son parte inherente de nuestro espíritu nacional, aquel que nos enseñaron en la escuela del franquismo y que nada tiene que ver con la Educación para la Ciudadanía. Sin embargo, todavía algunos perturbados prefieren la mala educación a la democracia civilizada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha