eldiario.es

Menú

Quién insulta a quién por Carmen D. Coello Fernández-Trujillo

- PUBLICIDAD -

Tengo una desazón, un vivir sin vivir en mí; descubrir a ese equipo de "profesionales" -la verdad que desconozco su especialidad- que asesoran en pleno, a los miembros de los dos partidos gobernantes en Canarias, para que su discurso, en prensa, radio o televisión sea el mismo, "los socialistas insultan a los canarios".

Soy un asiduo o asidua a una tertulia radiofónica mañanera, y oigo -al hablar del frío invierno que vivimos este año- que Juan F. "insulta a los canarios", que ahora el parlamento está más tranquilo -"es porque antes él insultaba, desde el hemiciclo, a los canarios", que lo mejor que puede hacer es no volver por aquí porque "insulta a los canarios"?Que en una televisión hablamos de los casos de presunta corrupción que se están destapando a nivel nacional o en las islas, ¡pues nada!, y mientras paseo en jet privado, quienes me lo recuerdan, deben aprender educación. Debe existir un "listero mayor", que cada día, apunta en su libro de oro las intervenciones de cada uno de sus muchachos y muchachas; aquellos que hayan seguido la pauta establecida tendrán su recompensa.

La evidencia se impone y pese a esa campaña orquestada de acoso y derribo del líder del PSC-PSOE, ahí les duele, él gana elecciones ¿qué no son por mayoría absoluta? ¡Pues claro que no! En esta región es muy difícil que se obre el milagro, veremos cuando se cambie la ley electoral. Lo que ocurre es que los dos partidos de la derecha se tiran sus piedrecitas en épocas de campaña, para luego ser muy amiguitos una vez terminados los comicios. Los populares aceptan que el presidente sea el representante del partido menos votado, se tragan todos los sapos, por el simple hecho de ostentar el poder y luego hacen causa común en el acoso y derribo del ganador.

Por otro lado nos encontramos con los voceros, asalariados del que gobierna, con un peloteo constante, una utilización torticera de la información o algo aún más simple, no hablar o hablar muy poquito de todas aquellas noticias que se refieran a los socialistas. Existen verdaderos expertos, sobre todo los que tienen algún familiar trabajando en algún puesto de confianza en organismos públicos de esta Comunidad; ¡los hay, vaya que los hay!

La estrategia es tan burda que está llegando a límites insospechados, como por ejemplo acusar a Santiago Pérez en un programa de televisión, de manipular la información en determinados medios públicos y al ser contestado recoger velas.

Insultar a los canarios es llevar al Parlamento propuestas anticrisis de la señorita Pepis, cogidas con alfileres, sin ningún plan presupuestado, con una total falta de planificación política y no contar a la población que las cantidades presupuestadas en el anterior ejercicio no fueron todas, para nada, ejecutadas. Insultar a los canarios es no tener un plan de empleo serio y ser la región española con más paro y luego echarle la culpa a Zapatero; mientras pongo alicatado de imperio en la residencia presidencial. Insultar a los canarios es decir que en los escenarios del carnaval se han eliminado todos los aspectos superfluos y que ha quedado muy bien, ¿cómo no se pensó en lo mismo en épocas anteriores?, ¡total era dinero de todos! Insultar a los canarios es hacer propuestas rocambolescas desde organismos públicos para el fomento del empleo, que humillan y se burlan de los canarios. Insultar la inteligencia de todos nosotros consiste en echar la culpa de todos los males a Madrid y cuando un colectivo molesta, como son los menores inmigrantes no acompañados, me los quito de encima.

Si Luisma, ese genial personaje de la serie televisiva Aída fuera canario diría, "yo no soy tonto".

Carmen D. Coello Fernández-Trujillo

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha