eldiario.es

Menú

Unas letras acerca del Sr. Rubalcaba

- PUBLICIDAD -

De todo, menos guapo, le dirán al Sr. Rubalcaba pero tampoco es necesidad ineludible ser de estética agraciada y para muestras los botones anteriores, excepción hecha de D. Adolfo Suárez que transmitía el señorío del que era poseedor y la natural elegancia de su verbo fácil y sus dotes de comunicador, entre otras virtudes nunca bien ponderadas.

El nerviosismo no puede tener otro origen que el adscrito al cavernario talante de la derecha española. Es innegable que hay sectarismo en la izquierda pero el subyacente en la derecha raya en lo supino. Cuestión de cantidad.

El Sr. Rubalcaba acorta distancias, es inteligente, regatea con gran facilidad en el parlamento y es un señor de los pies a la cabeza. Se sostiene en un amplísimo historial político a tenor del cual se le valora por todo lo alto; sus detractores,-mejor calificarlos de adversarios políticos-, se inventarán que el autor y el rentista de la monumental desgracia de Oslo es Rubalcaba y seguramente de la guerra de Libia y de la situación en Georgia. Zapatero le tiene acostumbrado.

Tiene categoría suficiente para distinguir que es lo valorable de lo que meramente es una estupidez, de las tantas que comete por silencio ú omisión el Sr. Rajoy y de las panfletadas del Sr. Pons, inigualable ejemplo de la estupidez de los fines de semana. Para que mencionar al Sr. Arenas Bocanegra o la Sra. Cospedal o sita Soraya. Gracias a ellos gana Rubalcaba en la hechura de un magnifico político, digno de ser presidente del gobierno de ESPAÑA.

Sus adversarios políticos de la derecha cavernaria sólo leerán que es viejo, antigüo y "esquinado". La izquierda, autoproclamada pura y dura, que dice una y hace otra, léase Cayo Lara, estaría mejor colocándose en el ala siniestra del PSOE a fin de aunar votos y dejarse de estupideces que conducen a que gobierne la derecha hasta en los campos de Extremadura.

Los partidos nacionalistas reiterarán la importancia de llamarse Ernesto y que sin ellos nada es posible. Debemos recordar a este respecto que las grandes catástrofes de la Humanidad se han significado por los nacionalismos y la religión. Nada, que no aprendemos. Una cosa es amar tu cuna y otra hacer de ella tu tumba.

El sentido de Patria o Cuna común, llámese España integrada en Europa o Humanidad integrada en el planeta Tierra, no debe guiarse por estos sujetos cuyo fin persiguen obsesionados por lo mejor para mí y los míos,-libre interpretación para el inteligente lector-.

El Sr. Rubalcaba es persona de indubitada calidad política y si los totorotas de la derecha siguen erre que erre, tratando de degradar su figura política ya podrían tragarse un litro del veneno de Camps, especialmente el Sr. Soria D. José Manuel, que no sé cual es la diferencia entre el asunto de los salmones y el de un trajecitos de nada del ex presidente de la Comunidad Valenciana.

Que siga el baile de los vampiros, chupe cada cual cuanto pueda porque cada vez queda menos tiempo para estas prácticas.

El pueblo, al que adjetiva de soberano, está hasta los mismísimos cataplines y si la soberanía es nuestra, Rubalcaba debe tomar nota del 15M,- que ya lo habrá hecho-, y sus adversarios políticos otro tanto. La única diferencia es que uno lo procesa intelectualemte y el otro nos toma por bobilines. Veremos quien es quien.

Carlos Juma

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha