eldiario.es

Menú

La manifestación contra la crisis

- PUBLICIDAD -

Estas cosas están pasando ante la indiferencia de los partidos parlamentarios y los dos sindicatos principales. Una semana antes de acudir a la cumbre del G-20 en Washington vimos a Zapatero reuniéndose con los banqueros, con la gran patronal y con UGT y Comisiones Obreras. Parece que todos coincidían, aunque con algunos matices. Había que salvar un señor que está muy mayor (tiene más de cuatrocientos años de historia) y se ha puesto muy malito. El señor se llama capitalismo. Y allí fueron las potencias económicas y las emergentes, los países sumergidos de África y Latinoamérica no tenían entrada. Y después de la reunión en la casa del señor de la guerra el enfermo sigue jodido, pero ayer salieron a las calles las principales víctimas de esta enfermedad llamada crisis.

Llevaban desde el verano preparando la manifestación de ayer. Se juntaron al final casi 40 colectivos que a efectos oficiales se les suele considerar nadie. Lograron unificar un manifiesto. Convocaron una rueda de prensa con escaso seguimiento mediático. Pero a pesar de todo, ayer hubo en Las Palmas de Gran Canaria 3000 gritos contra la crisis, aunque la policía sólo contó hasta mil. Pero había 3000 voces pidiendo que la crisis no la paguen los pobres, que no se explote más todavía, que la especulación no le salga gratis a banqueros, inmobiliarios y cementeros. Algunos gritos gastronómicos : "Soria, Paulino, chorizos finos", "Soria, mamón, invítame a salmón", otros más ideológicos: "Zapatero, socialista, defiende a capitalistas". Frente a los micrófonos de los periodistas Mery Pita hacía un retrato de la política oficial ante la crisis: "se toman soluciones socialistas para los bancos y se aplica el capitalismo feroz para los trabajadores, aprobando expedientes de regulación de empleo y pérdidas de derechos laborales".

Guagueros, periodistas de La Gaceta que han llegado a un punto tan jodido que tienen que reclamar ser despedidos para poder cobrar el paro, plataforma por la salud mental, por la ley de dependencia, trabajadores de Sanidad, agricultores, trabajadores de Justicia (no estaba el magistrado José Antonio Martín porque él cobra pero no trabaja), profesores, organizaciones vecinales, sindicalistas, Asamblea por Tenerife, partidos extraparlamentarios?

Después de la manifestación escuché varias conversaciones sobre la crisis.La foto de Zapatero en la Moncloa con los banqueros para preparar la reunión del G-20 indignó al personal. También les cabreó que el consejero de Economía y Hacienda viaje a Madrid con dinero público para defender unos intereses privados, Soria fue a pedirle al ministro de Economía una prórroga para los empresarios que se ahorran un 90% de los impuestos gracias a la RIC. El consejero se convierte en potavoz de estos lumbreras de la avaricia, en lugar de decirles que inviertan la RIC en empleo, en nuevas tecnologías, en deuda pública de los cabildos, en los asuntos que obliga la ley.

La gente no es tonta. Por eso anoche salieron a la calle. Fue algo más que un desahogo. Fue un aviso a gobierno y a la oposicion oficial. Al ejecutivo del Estado y al canario, a la oposicion de Rajoy y a la de Aguilar. En el mayo francés los estudiantes gritaban "seamos realistas, pidamos lo imposible". Pero lo imposible llegó cuando nadie lo pedía: Estados Unidos nacionaliza los bancos para salvarlos. Ahora se trata de volver a lo posible: reivindicar una vida y un trabajo dignos. Ahora es revolucionario reivindicar lo evidente. Pero hay razones para el optimismo. Anoche pude comprobar que miles de víctimas de esta crisis económica no se van a quedar sentadas esperando a que las llamen desde el gobierno o la patronal para que pasen por la guillotina.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha