eldiario.es

Menú

Sin medidas no hay recuperación

- PUBLICIDAD -

La crisis económica generalizada en la zona euro requiere medidas del Gobierno que favorezcan el impulso de la demanda interna de consumo. No podemos aplaudir un buen año 2013 de visitantes del sector turismo y que ello va a resolver el desempleo en Canarias y en España. No debemos limitarnos a esos pequeños éxitos con tasas de paro en España del 25,98% y menos aún en Canarias con un 33,18% de desempleados, según la EPA (Encuesta de Población Activa) al 31 de diciembre de 2013.

Las medidas adoptadas por el ejecutivo a nivel nacional, de no actualizar las pensiones, con un incremento de risa. El incremento del IVA a nivel Península, el aumento del impuesto de sociedades, la subida de las retenciones en IRPF a los trabajadores por cuenta ajena, la supresión de las pagas extraordinarias a los funcionarios y la congelación de sus salarios, el incremento en el año 2013 del empleo en precario, han provocado, todo un efecto dominó, mermando la capacidad adquisitiva de una gran parte de la población en nuestro país. Nada de lo señalado son invenciones ni exageraciones, es la realidad, argumentada y avalada por el propio Banco de España en el Boletín Económico editado en el mes de diciembre de 2013. El Banco no imputa todas las culpabilidades a las puntualizaciones y matices aquí reseñados pero sí una parte importante de ellas. Es obvio que una institución del Estado será seguramente más benevolente con el Gobierno que un ciudadano de a pie que es mi caso.

Afirmando además esa institución estatal que el PIB (en adelante Producto Interior Bruto) se contrajo en España en un 0,3% en el tercer trimestre de 2013, señalando que en el último trimestre de ese año no se preveían mejoras destacables y que la actividad económica continua en descenso. Se afirma en ese informe del Banco de España que los indicadores del consumo privado mantiene una tónica contractiva, así como la inversión, insistiendo que el cuarto trimestre del año se presenta con contracción económica, con excepción de aquellas zonas territoriales en el que el turismo produce un dinamismo moderado de la demanda de consumo. No debemos olvidar, y eso no lo dice el Banco, pero sí lo sabe nuestra gente en Canarias que en territorios turísticos el mecanismo de todo incluido provoca un aislamiento del consumo en el ámbito hotelero de forma muy especial. Desconocemos a dónde van a parar buena parte de esos beneficios empresariales. El del bar de la esquina es seguro que destina las ganancias al consumo en la zona.

Es complicado, por no decir imposible, que la demanda interna de consumo en España impulse la actividad económica e incida en la generación de empleo de no adoptarse medidas contundentes. Pero si los medicamentos para mejorar y curar van acompañados de la medicación "de los recortes", un efecto puede neutralizar el otro. Países como Irlanda y Estados Unidos, con la inercia de su demanda de consumo han generado actividad económica con crecimiento del PIB y han reducido la tasa de paro en varios puntos porcentuales en el año 2013, adoptando medidas que no contraigan el consumo privado. Pero en España las medidas anticrisis indicadas han sido un verdadero tumor canceroso para el consumo. Para ser honestos, indicar que Irlanda nunca ha tenido un déficit público a los niveles de España aunque EEUU ha estado muy cercana a lograrlo.

Bruselas a España le ha exigido importantes esfuerzo para reducir el déficit público y continuara haciéndolo. No olvidemos que ese déficit en el año 2012 era de 109.572 millones de euros, el 10,60% del PIB, habiendo alcanzado la cuota más alta en el año 2009 con un déficit de 116.429 millones de euros, el 11,10% del PIB. Destacar que de ese porcentaje de déficit del 10,60% la ayuda a la Banca supuso un déficit del 3,7% del PIB. Esas exigencias obligaron las medidas de recortes del Gobierno y esas actuaciones condicionan el crecimiento, la generación de empleo y que se asfixie el consumo. España en el año 2012 y 2013, era el país de la zona euro con un mayor déficit público. Todo ello presagia importantes esfuerzos en el 2014 y perspectivas nada favorables para el empleo si el Gobierno continúa con medidas similares o de subidas de impuestos sobre los mismos tramos de contribuyentes.

Las pequeñas y medianas empresas, así como las llamadas microempresas, aquellas de menos de 10 trabajadores, han de estar atentas al Programa Operativo Pymes en lo que puede afectar positivamente a la financiación de avales o garantías hasta un 80% de los préstamos de la banca con destino a la financiación del capital fijo y circulante de las empresas. Ese instrumento financiero la Comunidad Europea (CE, en adelante) quiere hacerlo operativo en el cuarto trimestre del 2014.

Lo explicaremos pero antes trataremos de exponer algo más sobre su contenido. El Programa Feder 2014/2020 (Fondos Europeos de Desarrollo Regional) ha creado una bolsa de dinero a financiar, con el Programa Cosme 2014/2020 (Competitividad de las Empresas y para Pequeñas y Medianas Empresas) con un presupuesto aprobado de 2.298,243 millones de euros, de los cuales un 60% se destinarán a financiación, Programa Horizonte 2020 (financiación de proyectos de investigación e innovación), el Banco Europeo de Inversiones (BEI, en adelante) y el Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Esa bolsa una vez constituida será la base de la financiación que gestionará el BEI utilizando la banca privada ubicada en los distintos países y comunidades autónomas.

Lo interesante del Programa Operativo Pyme aprobado por la CE es que de cada euro que presupueste y destine el Estado y cada una de las comunidades autónomas el BEI destinará cuatro euros. Las empresas dispondrán para su solicitud de préstamos de un aval del 80% de los créditos para capital fijo y circulante, con lo que a las pymes se les cubre un alto porcentaje de las garantías bancarias, con un destino muy necesitado el del capital circulante. Además cada euro que destine la Canarias ira a proyectos demandados y a ejecutar en ese territorio. Esa iniciativa podrá ser muy interesante para dinamizar la economía, crear empleo, aumentar el consumo, la circulación de dinero y generar un aumento de PIB.

En lo que afecta a Canarias, el Gobierno autónomo, está en la obligación de reservar en sus presupuestos una importante cuantía para ese destino importante y presionar al Gobierno del Estado, para hacerle entender que después de Andalucía la palma del paro se la lleva Canarias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha