eldiario.es

Menú

No se metan en política

- PUBLICIDAD -

No está el Partido Popular por la labor de que los responsables de la quiebra de Bankia vayan al Congreso de los Diputados a explicarles a los españoles la tal rotura y hasta ruptura con la legalidad y normalidad, y además los grandes ejecutivos de la banca española tienen como premio al hacer quebrar un banco, grandes primas sin riesgo y muy millonarias. No está el PP en hacer declarar a Rodrigo Rato, Miguel Blesa, Miguel Angel Fernández Ordoñez y larga lista de presuntos delincuentes económicos de chaqueta y corbata, pero tampoco está muy por la labor el Partido Socialista, porque los socioliberales del PSOE y los neoliberales del PP se protegen y hasta se dan la lengua cuando las cosas tratan de los dineros de cada formación, y por supuesto de los bolsillos privados, que la cosa no está para despreciar una indemnización millonaria de una Caja de Ahorro y Monte de Piedad convertida ahora en banco ultracapitalista, y tal, que para funciones sociales está Caritas y encima ahora Rouco Varela ha amenazado a la entidad caritativa con quitarle el poco dinero que le da la Iglesia Católica, y eso que no pagan el IBI.

Si las cosas en el Partido Popular están de juzgado de guardia, en el PSOE hay un nerviosismo ostensible, hasta el punto de Alfredo Pérez Rubalcaba ha amenazado con echar del partido a Maru Menéndez, nada menos que la número dos de Tomás Gómez, en la federación socialista madrileña, y diputada autonómica en la Comunidad de Madrid, a la que acusa de hacer públicas las diferencias internas del PSOE en el asunto/trasunto de Bankia. Carmen Chacón, Odón Elorza, Rosa Aguilar, entre otros dirigentes, se han manifestado a favor de la creación de una "Comisión de la Verdad", que al veterano Rubalcaba no le hace ninguna gracia. En círculos internos del partido hay críticos que insisten en la necesidad de una refundación socialista que posibilite una nueva dirección, porque las últimas encuestas dan una bajada del Partido Popular, pero el PSOE no sube, sigue estancado, y se teme una situación futura "a la griega", con un PSOE y un PP en crisis (Pasok y Nueva Democracia, traducción griega) y una Izquierda Unida en alza. De momento el pueblo asiste entre atónito, indignado y temeroso a todos estos repartos de primas, bonos, indemnizaciones millonarias, con la quiebra de bancos al fondo y el corralito cada vez más amenazante.

Me dicen que la última iniciativa de Rubalcaba de pedir la tal Comisión de Investigación o de la Verdad es una postura pactada con Mariano Rajoy, que como tiene mayoría absoluta, el PP puede frenar todo en el Congreso, incluso pedir que no se hable de política. De las investigaciones y de otras cuestiones oscuras y opacas hay ejemplos a manos llenas, y es triste que haya sido Manos Limpias quién haya puesto una querella que ha sido admitida a trámite contra Fernández Ordoñez, Rodrigo Rato y Miguel Blesa, y Rubalcaba deshojando la margarita. Los escándalos proliferan y hasta ya se sabe que el presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, tuvo más de veinte cenas íntimas y no institucionales con un señor muy amigo en un hotel de lujo en Puerto Banús, a cuenta del erario público, suyo y mío amable lector, y yo soy partidario de las amistades de todo tipo en materia sexual, pero no con los dineros del Tribunal Supremo. Me pregunto cómo Rodríguez Zapatero se decidió a nombrar a este integrista católico como máximo responsable de la Justicia española. Mientras todo esto ocurre, y no se sabe cuál será el próximo escándalo, ni los escandallos del fondo del agujero o socavón financiero, con la prima de riesgo por las nubes y el Ibex por los suelos, ya se especula más con la Spexit, la posible salida de España del euro, que con la Grexit, el abandono de la eurozona de los griegos. Y a estas alturas los socioliberales del PSOE y los neoliberales del PP siguen repartiéndose indemnizaciones, primas, bonos, prebendas y canonjías. Y a vivir, que son dos días.

POSDATA: Iba a escribir del Campeonato de Europa de fútbol, y de la Olimpiada de Londres, pero últimamente tengo una tendencia frívola incorregible y me he ocupado de nuevo de la prima y el corralito, pero a ver si me corrijo y me dedico más a estas citas que nos van a llenar el verano en plan serio, y tal. Espero que funcione la tele para ver estos acontecimientos deportivos, que si empiezan a caer las empresas eléctricas apaga la luz y vámonos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha