eldiario.es

Menú

La mirada de Gulnaz

- PUBLICIDAD -

Ese hombre es el marido de la prima de Gulnaz.

Para la legislación afgana, esta mujer cometió adulterio. Porque practicó el sexo con un hombre casado. Las leyes no especifican si fue consentido o no. No se molestan en comprobar en que circunstancia se dio. Lo único que importa es que Gulnaz tuvo sexo con un hombre casado.

Ahora esta mujer de 19 años deberá casarse con su agresor si quiere ser perdonada. Desde la prisión Gulnaz nos cuenta que aceptará casarse con él, y lo hace, dice, por su hija de dos años, fruto de la propia violación ya que así podrá seguir teniendo una madre.

Pero esos nos son los únicos problemas que tiene Gulnaz. El agresor, quien niega haberla violado, dice que será asesinada por su familia por la vergüenza de haber sido violada. Y es que Gulnaz será considerada como deshonrada. Y por tanto una vergüenza para su comunidad.

Ahora mismo, vivir entre rejas, es el lugar más seguro para ella.

La Comisión Afgana de Derechos Humanos registró entre marzo de 2010 y marzo de 2011 2.299 casos de violencia contra la mujer. fenómenos como la compra-venta de mujeres para el matrimonio, las bodas infantiles o forzadas, las violaciones y el "baad" Cuando regalas a una mujer para resolver una disputa familiar.

Este caso es uno de tantos. Gulnaz podría haber nacido en cualquier otro país, porque el abuso sexual es universal. Lo único que cambia son las consecuencias para la víctima y el agresor. Uno de los ejemplos más sangrantes es el del Congo, donde 1.100 mujeres son agredidas sexualmente al día y las violaciones son utilizadas como armas de guerra.

Por eso, mañana, Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres, es nuestro deber recordar a Gulnaz y a todas las mujeres que han sufrido o que sufren cualquier tipo de violencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha