eldiario.es

Menú

El nacionalismo antiimperialista y la guerra en África

- PUBLICIDAD -

África se la disputan Estados Unidos (a la baja en su principal área de influencia, América Latina, donde los movimientos anti imperialistas se han organizado mejor), la Unión Europea (con Francia e Inglaterra a la cabeza) y China. Por supuesto, no creen en África que la elección de Obama les vaya a servir para algo: "Es un hijo de Estados Unidos, no de África. Si sale elegido, no espero cambios radicales en las relaciones con África", según Tom Obulu, responsable de un comité de apoyo local a Obama en Abuja. Joseph Ebode, profesor camerunés de ciencias políticas en Yaundé, estima que Obama "es ante todo norteamericano y está ahí para consolidar los intereses norteamericanos". (1)

De hecho, Estados Unidos acaba de abrir una base en Tan Tan (Marruecos), a 300 kilómetros de Canarias, mientras los rusos acuerdan con Libia abrir otra base en Benghazi.

Expulsados de sus sociedades por las guerras fomentadas por Estados occidentales, africanos de todos los lugares tratan de huir desesperadamente de sus países. Tras cruzar desiertos como el del Teneré -expuesto de forma magistral en 14 Kilómetros por Gerardo Olivares-, mujeres violadas y forzadas a la prostitución durante el trayecto a Europa, consiguen un embarque a última hora, ya con el bebé en brazos.

Llegan a Canarias y son recibidos con los brazos abiertos por una lancha de la Guardia Civil, atendidos por la humanitarista Cruz Roja, con sede en el paraíso fiscal de Suiza, e introducidos en cárceles con nombre de CETI, su sala de espera hasta que un avión de no se sabe qué compañías aéreas los devuelve a algún aeropuerto africano.

Una forma distinta de ver Canarias como plataforma transcontinental y comercial es comprenderla como un espacio geográfico y político, geopolítico?o geoestratégico. La población de Canarias utiliza masivamente productos como playstation, ordenadores portátiles y, sobre todo, teléfonos móviles, producidos con el coltan, uno de los objetivos principales de la guerra contra el Congo, una vez casi agotados los recursos petrolíferos en el África subsahariana (2).

Por tanto, formamos parte de uno de los bandos de la guerra que se disputan la hegemonía por la 'refundación' del capitalismo, que sólo conllevará más concentración y monopolio y mayor exportación de mano de obra barata. A las compañías navieras se unen las mafias que trafican con personas, que si llegan vivas caerán en los brazos de las respectivas Beneméritas.

De África, el Magreb y América Latina procede el mayor número de emigrantes trabajadores que llegan a Canarias. La mayor parte de alemanes y británicos viene aquí a descansar y por sexo (aunque la consejera de Turismo lo haya eliminado de la publicidad institucional), donde son atendidos por trabajadoras y trabajadores canarios, africanos, sudamericanos y del Este de Europa.

En esta situación, parte de la estrategia de la derecha será enaltecer el rechazo a los emigrantes y vincularlos a la delincuencia sin más, creando un nuevo objeto de odio y desviando la atención de los responsables que han generado la situación actual.

La oligarquía canaria siempre se ha ofrecido al mejor postor y algunos ya han sopesado qué beneficios traería una tendencia soberanista. Hace tiempo que las multinacionales de Estados Unidos comercializan en la UE parte de la producción de plátano de Canarias. En el siglo XIX, los británicos de Fyffes convirtieron Canarias en una base del Imperio británico para la producción de plátanos. A principios de ese siglo, durante la invasión napoleónica de España, la oligarquía canaria escribió a los recién creados Estados Unidos de América para tantear la posibilidad de negociar un tratado de adhesión, según han contrastado dos investigadores tinerfeños que publicarán el trabajo próximamente.

La derecha tinerfeña camuflada de nacionalista sigue dando algunos pasos y ya está expuesto a información pública el expediente medio ambiental para instalar una planta cementera en la zona industrial de Granadilla (3). Esto puede significar el comienzo de la obra.

Seguramente también debe haber un auge del protestantismo en Canarias. Ya la Iglesia católica se ha manifestado en contra de Halloween. El nacionalismo de CC trata de asemejarse al del PNV (han ido a Euskadi a estudiar su red de clientelismo) y el de CiU, pero el 'nacionalismo' de CC no deja de financiar fiestas como Halloween, que nada tiene que ver con la cultura canaria.

En este contexto, ante el actual proceso histórico mundial y la desorientación de CC, un espacio del nacionalismo canario, el que nada tiene que ver con la CoCa, que dicen que dijeron otra cosa de la que querían decir, tendrá que ser necesariamente antiimperialista en sus formas y su discurso. Las referencias de ese nacionalismo pueden estar en la República Árabe Saharaui Democrática, en países del entorno o en América Latina (4), bando de la paz (que se encuentra en Bolivia, como diría Les Luthiers), y de un nuevo orden financiero mundial, sin FMI ni Banco Mundial? y se supone que sin Bolsas ni paraísos fiscales.

(1) Obama desde África, un tema sentimental o esperanza real, Jacques Lhuillery, AFP.

http://es.noticias.yahoo.com/12/20081029/twl-obama-desde-africa-un-tema-sentiment-2802f3e.html

(2) Petróleo subsahariano en declive, Juan Jesús Bermúdez.

http://www.canariasahora.es/opinion/3235/

(3) Expediente para instalaciones de cemento.

http://www.gobiernodecanarias.org/boc/2008/217/022.html

(4) La hora de América Latina.

http://www.publico.es/internacional/169896/hora/iberoamerica

Ramón Pérez Almodóvar

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha