eldiario.es

Menú

El pacto CC-PP, más cerca

- PUBLICIDAD -

No es una patraña que el 20% del electorado elige al 50% de los diputados y el 80% de los electores al otro 50% de la cámara. Y no lo es que Mar Julios salió diputada de CC por Gran Canaria con menos de 20.000 votos, la mitad de los obtenidos por Román Rodríguez, que quedó fuera del Parlamento. Eso es así; otra cosa es que a Ríos le parezca bien. Tampoco es una patraña que unos 140.000 votantes se hayan quedado sin representación. Son votos suficientes para justificar la presencia parlamentaria de nuevos grupos que darían juego; y para afirmar que la cámara no refleja la real dimensión política, ideológica y de intereses de la sociedad. Su representatividad es relativa. La vida política institucional ha quedado reducida a los tejemanejes de CC, PP y PSOE y los demás a escupir a la calle. Por otro lado, la ruptura de las negociaciones CC-PSC para formar Gobierno se produjo ayer. Fin del paripé. Ya estaba tardando. Se esperaba tanto que desde antes de las elecciones ya apuntábamos a un Gobierno CC-PP; fueran cuales fueren los resultados. Les hubiera venido mejor a nacionalistas y populares que las urnas no resultaran tan contundentes para maquillar la operación. Ahora han de actuar a cara descubierta porque no pueden renunciar a lo que es mejor para los negocios. ATI-CC estaba por pactar con el PP sin que tuviera mayor problema para imponer esa solución pues los grupos coaligados de las islas no capitalinas la aceptarían sin rechistar. Como los psocialistas le ofrecieron a Paulino el oro y el moro, justifican la ruptura en lo mal que les cae López Aguilar que osó mentar la soga de la corrupción en casa del ahorcado. ATI-CC cogió, pues, el camino previsto y me alegro porque es muy clarificador. Una salida no por esperada menos chocante en Gran Canaria, que se verá sometida a una CC virtualmente liquidada en la isla y un PP embajonado. Por suerte, se cuenta con el Ayuntamiento de Las Palmas y el Cabildo grancanario para dar el tono ante un Gobierno sin autoridad moral ni política. Podrán los grancanarios, porfin, lucir la perfidia que los ha hecho famosos en el periódico de don Pepito. Una pasada que Ríos hable de patrañas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha