eldiario.es

Menú

El principio del fin por Marcos García de la Rosa

- PUBLICIDAD -

Dirige el levantamiento contra la metrópolis francesa una alianza de alrededor 50 sindicatos y asociaciones denominada Liyannaj Kont Pwofitasyon (LKP; Levantamiento contra la explotación). Su principal demanda es un aumento en el salario de 260 dólares para todos los trabajadores con salario mínimo.

Este aumento fue objeto de un preacuerdo obtenido el domingo 8 de febrero en Guadalupe, entre la patronal y el colectivo de asociaciones y sindicatos (LKP) que dirige la huelga que tiene prácticamente paralizada la isla. La patronal había hecho saber sin embargo que "las empresas no tenían los medios para pagar dicho aumento" y estimó que correspondía al Estado ratificarlo y financiarlo.

Después de este preacuerdo, el secretario de Estado para Ultramar, Yves Jégo, que había ido a Guadalupe el 1 de febrero volvió inesperadamente el mismo domingo a París. Miles de personas se manifestaron el lunes en Guadalupe durante una jornada de paralización total denunciando el retorno a París de Jégo en plena crisis social. Lo ven como una ofensa y una traición más a su Pueblo. Los manifestantes sumaron unas 10.000 personas en la capital, Point a Pitre, hicieron cerrar los comercios y mantuvieron el bloqueo de unas 115 gasolineras mientras el puerto permanecía totalmente paralizado.

Ese mismo lunes 9 de febrero, en Fort de France, la capital de Martinica, aproximadamente 25.000 personas se manifestaron uniéndose a las protestas de la vecina Guadalupe contra la carestía. Desde esta otra colonia exponen que mientras no se satisfagan cuestiones mayores como el empleo, el poder adquisitivo o la reducción de la carestía el movimiento de protesta no cesará.

La isla de la Martinica es un departamento de ultramar francés ubicado también en aguas del Mar Caribe, otra región ultraperiférica de la Unión Europea, otra colonia. Desde el 5 de febrero Martinica también se ha puesto en Huelga General por la mejora del empleo, contra la política de abandono por parte de la metrópolis, pidiendo aumentos de salarios y contra la carestía de la vida y el exagerado aumento de los precios. Al igual que en la otra colonia de Guadalupe, en Martinica el seguimiento de la huelga es prácticamente total.

En la colonia de Guadalupe, por ejemplo, de los 8 partidos más importantes y con representación, 3 piden abiertamente la Independencia y la Descolonización de la metrópolis francesa.

Por otro lado nos encontramos con el archipiélago de Nueva Caledonia, otra colonia francesa esta vez situada en Oceanía. Tras incluso actos sangrientos como tomas de rehenes y tras el Acuerdo de Numea de 1998 se ha otorgado gran autonomía a esta colonia y, lo más importante, se le concedió un status por el cual entre 2014 y 2018 podrá celebrar un referéndum en el que decidir por su Independencia y Soberanía o por perpetuarse como territorio de la República Francesa.

El archipiélago Canario es una Comunidad Autónoma española frente a las costas de África, un territorio de ultramar de la Unión Europea, otra colonia que está sufriendo las duras consecuencias de la dependencia de la metrópolis española. Debemos reclamar ya nuestros derechos sociales, económicos, culturales y de otras índoles. Debemos reclamar lo que nos pertenece, nuestra Libertad.

Marcos García de la Rosa

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha