eldiario.es

Menú

La quinta libertad

- PUBLICIDAD -
Avión de Binter despegando en el Aeropuerto de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

Avión de Binter despegando en el Aeropuerto de Gran Canaria (ALEJANDRO RAMOS)

Hablar de la quinta libertad del aire, es decir, la posibilidad de que una aeronave procedente de un país no español y con destino a un país tercero pueda parar en un aeropuerto canario para embarcar y desembarcar pasajeros, correo y carga, no es hablar únicamente de políticas de transporte. Es hablar de un asunto que forma parte de la hoja de ruta de este archipiélago como un mix de políticas que apalanquen su crecimiento, y así se refleja en el documento de la estrategia de crecimiento inteligente de Canarias (RIS3). 

Hemos tenido la oportunidad de debatir sobre la quinta libertad en el Parlamento de Canarias en el pasado pleno y llama la atención que. pese a ser un asunto cuya importancia suscita la opinión favorable unánime de toda la Cámara, no veamos realmente avances en esta cuestión en el archipiélago. Es necesario un análisis mucho más amplio para pasar del debate de la forma, es decir, de las políticas de transporte, al debate de fondo, que es cómo afectaría a nuestro archipiélago convertirnos en una verdadera plataforma del Atlántico Medio. 

Pero, ¿cuál es el contexto en el que nos estamos moviendo? El conjunto de los 17 países que forman África Occidental suponen un total de 300 millones de habitantes y un producto interior bruto agregado de 300.000 millones de dólares, un crecimiento de alrededor del 12 por ciento en los últimos años y una previsión de crecer al 9 por ciento anual de acuerdo al Fondo Monetario Internacional. En este contexto, ¿dónde vá a estar Canarias? 

Es el momento oportuno, en la incertidumbre de la privatización de AENA, de reforzar el propósito de conseguir la quinta libertad para los aeropuertos canarios, en lo que, bajo mi punto de vista, la mayor ventaja no se sitúa en el aumento de pasajeros, sino en el aumento de la capacidad de carga que favorezca que las empresas canarias puedan importar y exportar productos de manera más competitiva en las miles de toneladas cúbicas que viajan vacías hoy en día. 

No es más barato para las aerolíneas que viajan a África operar en hubs europeos como Londres, París o Frankfurt que operar en Canarias. Además, desde las islas tenemos la oportunidad de beneficiarnos del plan de inversiones en África aprobado por Obama, que incluye 24.000 millones de dólares y acuerdos empresariales por valor de 10.500 millones. 

Seamos una verdadera plataforma que dé a las operaciones comerciales y, no lo olvidemos, humanitarias, el soporte técnico, médico o jurídico; reivindiquemos que ser un concentrador de vuelos tiene todo el sentido en una región ultraperiférica y que es una medida que, potencialmente, tiene un efecto de fondo fundamental para la economía canaria

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha