eldiario.es

Menú

La sanidad canaria y los cuentos

- PUBLICIDAD -

Dice la presidenta de esta Federación, Carmen Ortiz, que “los peores resultados se dan en las comunidades autónomas como Canarias, donde se apuesta más radicalmente por nuevas fórmulas de gestión sanitaria”, lo que traducido al cristiano y al bereber significa que la peor sanidad se da en la comunidades donde los gobiernos prefieren convertir en negocio privado lo que debería ser un servicio público de calidad. Otro dato curioso es que tres de los cuatro gobiernos de las autonomías con peor sanidad son autonomías donde el Partido Popular gobierna con mayoría absoluta. Canarias es el único caso de las autonomías con mala sanidad donde no preside el Gobierno un representante del PP. Como sabemos, el presidente Paulino Rivero, es de Coalición Canaria, la fuerza política con menos votos en las últimas elecciones de 2007. Lo curioso es que en el reparto de consejerías, Paulino Rivero decidió darle la gestión sanitaria al Partido Popular, así que ya sabemos que si la consejera Mercedes Roldós busca como modelos de gestión a sus compañeros de Valencia, Murcia o Madrid, podríamos seguir unos cuantos años ostentado el maravilloso récord de estar en la cola en cuanto a calidad de la sanidad pública. A este dato hay que añadir otro que no es menos importante. El actual consejero de Economía y Hacienda del Gobierno canario, el que decide a donde van los euros de la comunidad, lleva 12 años gestionando fondos públicos. En sus 8 años como alcalde de Las Palmas de Gran Canaria y sus 4 años como presidente del Cabildo grancanario, José Manuel Soria se mostró un firme defensor del sector privado. En el Ayuntamiento, Soria privatizó las guarderías infantiles, porque el consistorio no estaba para cambiar los pañales. En el Cabildo, vendió la empresa pública SIALSA a una empresa mallorquín, porque la corporación no estaba para fabricar yogures, aunque sí valía la pena pagar cientos de miles de euros para que las tops models (traducido al cristiano y bereber: las modelos yogures) recorrieran la pasarela Moda Cálida y se hicieran una foto con Soria para la revista Hola. Todo lo contado hasta ahora son datos que intentan explicar la noticia de la sanidad canaria y sus consecuencias, que nos viene a decir que usted o yo, cuando nos cabreamos por esperar tanto tiempo por una intervención quirúrquica, lo estamos pasando peor que un ciudadano catalán o aragonés, que tienen una mejor sanidad. Recuerde estos datos porque a partir de ahora, cuando el Gobierno canario vaya a reaccionar ante la vergonzosa noticia de que tenemos la peor sanidad de España, nos vendrá a hablar de que Zapatero no le da dinero, de que hay muchos inmigrantes, de que no cabemos tanta gente en un territorio donde caben más carreteras, más campos de golf, más infraestructuras... En fin, nos contarán muchas cosas menos que desde hace década y media, justo el tiempo que lleva presidiendo esta comunidad autónoma Coalición Canaria, las competencias en Sanidad las tiene el Gobierno canario. Por eso le doy estos datos, porque me da la impresión de que cuando empiece a hablar alguien del Ejecutivo me vendrá a la mente aquel poema de León Felipe, un hombre que curiosamente terminó dedicándose a escribir porque no podía vivir del negocio de la farmacia que heredó de su padre. Decía León Felipe: “yo no sé muchas cosas, es verdad. Digo tan sólo que lo que he visto. Y he visto: que la cuna del hombre la mecen con cuentos (…) Me han dormido con todos los cuentos y sé todos los cuentos”. Pues eso quería contarles hoy, que el discurso de nuestros gobernantes me recuerda cada vez más a este poema de León Felipe, ¿por qué será?

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha