eldiario.es

Menú

La solidez del Gobierno paulinés

- PUBLICIDAD -

A mí no me gusta la derecha, pero no por eso deja de ser una opción legítima. Y si no es censurable que sea ATI quien corta el bacalao en CC y que la llevara su pacto con el PP a alinearse con Rajoy, tampoco lo es hablar de la trinca de la derecha en el Gobierno de Canarias. Unos la verán bien, otros no tanto; lo que no se puede es negar los datos al sentirse inseguros en la casilla a la que movieron ficha. Niegan también el reparto del territorio entre los socios. Olvidan que no es práctica nueva. Recuerden, si no, la polémica sobre las licencias de los casinos. La consejera Australia Navarro dijo entonces actuar “por órdenes de arriba” y Adán se apresuró a aclarar que él nada había ordenado porque, agregó, era “un asunto de Las Palmas”. En definitiva: admitieron que el Gobierno tomó una decisión corporativa por órdenes de un arriba que no era el presidente, pues no intervino por eso, porque era “asunto de Las Palmas”. La vuelta del sistema de reparto es clara. Con la novedad de que el de “las órdenes de arriba” (el macho Soria, por supuesto) aparece ahora en un Ejecutivo del que ya sabemos cómo mueve la colita: si el alineamiento con Rajoy le llevó a no impartir la anunciada Educación para la Ciudadanía, lo ocurrido en el Puerto con Mayoral apunta a que Gran Canaria quedó para Soria. Tan es así que en la misma edición de los periódicos en que Paulino calificaba de razonable la opinión empresarial de no cambiar al presidente del Puerto hasta marzo, Soria anunció el cese inminente de Mayoral. No necesitaba consultar su decisión a Paulino y quiso que lo supiéramos todos para sacar pecho. Lo tiene feo Paulino. No podía presidir un Gobierno con el PSC porque los psocialistas tampoco podían renunciar a ella por su condición de partido más votado, con 26 escaños. Optó por el PP y obtuvo una presidencia precaria y sin salida gane quien gane en marzo. De ganar Zapatero, los psocialistas no aceptarían un apaño como el que hicieron con Adán. Si gana Rajoy, ya verán el precio que pondrá el macho Soria a su apoyo para el resto de la legislatura en que deberá Paulino aguantar carros y carretones. No le espera nada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha