eldiario.es

Menú

2558 terroristas en Canarias

- PUBLICIDAD -

En Canarias hay 2558 personas que nunca abren la puerta de su casa sin poner su ojo en la mirilla de la puerta, y miran para todos los lados cuando salen de su casa. No se agachan antes de montarse en el coche, pero a veces si van a cruzar miran para la carretera para ver si viene alguien en un vehículo conocido e intenta arrollarlas. Así están las cosas para 41459 mujeres en España. En las islas tenemos 2558 presuntos terroristas, machos que causan terror a sus antiguas parejas, que alguna vez la han amenazado, o golpeado, o la han intentado matar. Esto ha llevado a los jueces a decretar la protección de estas mujeres.

Son cifras terribles. Pero aquí seguimos, como si no pasara nada. Bueno, se hacen cosas, pero creo que seguimos como si lo que pasara no fuera tan grave como otras violencias. Vendrán las campañas institucionales el próximo 25 noviembre por el día internacional contra la violencia de género, o sexista, o doméstica, porque para esta violencia no nos ponemos de acuerdo ni para ponerle nombre. Pero seguramente ese 25 de noviembre tal vez una decena de mujeres en las islas y más de 180 en todo el Estado llame al 016 para denunciar que vive una situación de violencia en su propia casa, o para preguntar qué puede hacer para defenderse de su expareja, o para contar que un hombre la amenazó de muerte.

Las cifras siguen ahí: el año pasado 71 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en España, este año ya han matado a 64. No podemos quedarnos en la proclama ignorante del "siempre ha ocurrido, pero ahora se informa más, informar con todo detalle provoca un efecto contagio", como acaba de proclamar la Reina consorte ante el silencio cómplice del PSOE y el PP. Pero no sólo Sofía de Grecia trata este asunto de forma frívola. Con motivo del caso del profesor Jesús Neira hemos visto en programas de máxima audiencia a tertulianos que intentaban criminalizar a Sandra la mujer que a la intentó salvar Neira. Se monta un espectáculo de parlanchines de sobremesa que focalizan su atención en otra víctima y apenas hablan del agresor.

Tampoco la programación infantil nos ayuda a ser optimistas. Cada día las televisiones (incluidas las públicas) emiten decenas de anuncios donde se dice a las chiquillas que con unas playeras de la barbie serán las más guais de la clase, se ofrecen bebés a las niñas y muñecos guerreros a los niños. La publicidad infantil sigue ofreciendo personajes con los modelos de la bella y la bestia. Se dirá que se intenta cumplir con los gustos de los niños. Falso, se trata de mantener una reproducción del modelo patriarcal. Si se quieren acercar a la realidad social que vendan el modelo de la barbie maltratada, que desgraciadamente sigue formando parte nuestra realidad social.

Juan García Luján

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha