eldiario.es

Menú

El tren avanza, pese a Soria y Rivero

- PUBLICIDAD -

En este sentido, esta semana el Consejo de Gobierno Insular aprobó la Memoria Ambiental del Plan Territorial Especial de Ordenación del Corredor de Transporte Público con Infraestructura Propia y Modo Guiado entre Las Palmas de Gran Canaria y Maspalomas. La memoria ambiental, que recoge las sugerencias realizadas durante el proceso de exposición pública, se ha remitido a la Cotmac, que tiene dos meses para pronunciarse.

Respecto a las alegaciones realizadas sobre el proyecto destacan la ampliación del recorrido, que en principio se prolonga desde San Telmo a Santa Catalina, y de Playa del Inglés a Meloneras, lo que incrementa el trazado en casi 10 kilómetros. Y se prevé, asimismo, coordinar las actuaciones con el Ayuntamiento de las Palmas de Gran Canaria para hacerlo compatible con el proyecto Guiniguada, soterrando carreteras y vías férreas.

Mientras el Cabildo de Gran Canaria cumplía con sus deberes, desde el Gobierno de Canarias se hacía justamente lo contrario: torpedear su desarrollo. En efecto, los Presupuestos de la Comunidad Canaria para 2009 no incluyen partida alguna para el proyecto ferroviario de Gran Canaria, al tiempo que las cuentas de Soria y Rivero destinan diez millones de euros para el transporte guiado en Tenerife.

Es preciso recordar que el presidente del Ejecutivo canario ha mentido al Gobierno de Gran Canaria y engañado a la ciudadanía, puesto que en una reunión mantenida el pasado mes de junio se comprometió con el Cabildo a incluir una cantidad para la financiación del proyecto y obra del tren de esta isla en las cuentas canarias para 2009, de manera que hubiese un trato igualitario en materia de transporte guiado para las dos islas capitalinas.

Grave exclusión

Se trata de una exclusión enormemente grave, una muestra más del trato discriminatorio de este Gobierno de ATI-CC y PP hacia Gran Canaria. En este sentido, he señalado que José Manuel Soria, consejero de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, es el cómplice necesario de este agravio, tratando de impedir el hoy vicepresidente del Gobierno canario que otros hagan lo que él no fue capaz de hacer mientras presidió la institución insular grancanaria y dedicó su tiempo a propaganda, escalones y banderas.

El Ejecutivo canario no tiene ninguna excusa válida para negar la financiación al tren de Gran Canaria. El año pasado también se solicitó que se dedicara al transporte de esta isla una partida igual a la que se destinaba al tranvía de Tenerife y fue rechazada por el Gobierno canario con el argumento de que Gran Canaria no se había decidido por el transporte guiado. La situación ha cambiado significativamente, ya que el pleno del Cabildo ha ratificado en dos ocasiones la apuesta nítida por la introducción del transporte ferroviario, porque hay un elevado consenso y apoyo por parte de los ayuntamientos afectados por su trazado y porque la opinión pública lo respalda.

Por eso, el consejero de Infraestructuras del Gobierno canario falsea la realidad cuando dice que no se incluyen partidas en los presupuestos de la Comunidad para el tren de Gran Canaria "porque no hay proyecto". Lo señala, sin inmutarse, un dirigente del partido que solicita en el Congreso de los Diputados 28 millones de euros para la financiación estatal del plan ferroviario de Tenerife, sin que tampoco haya proyecto. Tan coherentes y equilibrados como siempre exigiendo a Madrid para Tenerife lo que niegan para Gran Canaria.

Enmienda

Ante la situación planteada, Nueva Canarias propondrá al PSC-PSOE que presente en el Parlamento una enmienda a los presupuestos de la Comunidad Autónoma para reclamar la misma cantidad para el proyecto ferroviario de Gran Canaria que la que se contempla para Tenerife, porque el Gobierno de Gran Canaria no va a tolerar en modo alguno esta impresentable e injustificada discriminación.

Otro tanto ha ocurrido con las cuentas estatales. Inicialmente no incluían partidas para los trenes del Archipiélago, pero a través de enmiendas del PSOE pactadas con Nueva Canarias se han incluido cinco millones de euros para cada uno de los proyectos de Tenerife y Gran Canaria, una cantidad insuficiente aunque equilibrada y que supone un primer paso para que las Islas entren en la política ferroviaria estatal. Aunque aspiramos a que el Estado se comprometa decididamente en su financiación, como hace en el territorio continental o incluso en las Islas Baleares.

Seguiremos, por tanto, cumpliendo nuestros compromisos y realizando todos los esfuerzos, en Canarias y en Madrid, para que Gran Canaria cuente en los plazos previsto con transporte público guiado, el más seguro, cómodo, puntual y menos contaminante, contribuyendo al bienestar de los habitantes de la isla y de cuantos nos visitan. E inyectando una importante cantidad, 1.000 millones de euros, en inversión pública en un momento tan difícil como el que estamos.

*Presidente de Nueva Canarias

Román Rodríguez*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha