eldiario.es

Menú

Dos varas de medir

- PUBLICIDAD -

Las dos varas de medir se han vuelto a poner en marcha con motivo del anuncio de la muy probable compra de la aerolínea Spanair por parte de un grupo de inversores catalanes, con la participación destacada de dos empresas mixtas, Catalana de Iniciativas y Consorcio Turismo de Barcelona. Los mismos que elogiaron que Caja Madrid, siguiendo las órdenes de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se hiciera con el control de Iberia, ahora se han mostrado muy críticos con la posible compra de Spanair por un grupo de inversores catalanes con el apoyo de las dos empresas antes citadas, participadas por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona.

¿Por qué lo que algunos consideran que está mal si se hace en Cataluña resulta que en opinión de esas mismas personas está bien si se hace en Madrid? ¿Por qué si Iberia, desde que Caja Madrid se hizo con su control accionarial, ha abandonado prácticamente todo interés por el barcelonés aeropuerto del Prat, incluso a través de su filial Clickair, para centrarse casi en exclusiva en la potenciación del aeropuerto madrileño de Barajas, no está bien que las principales administraciones públicas de Cataluña, con la participación decisiva de la iniciativa privada, apueste por potenciar el aeropuerto de Barcelona mediante la adquisición de la segunda aerolínea española, hasta ahora propiedad de la escandinava SAS?

¿Por qué el nuevo sistema de financiación autonómica, bendecido ahora ya por la lideresa Aguirre, estaba mal y era tan perverso cuando lo reclamaba el president Montilla, basándose precisamente en los mismos principios defendidos ahora por la presidenta madrileña, con el criterio fundamental de la población y la garantía de la igualdad de servicios básicos en educación, sanidad y dependencia?

* Columnista de elplural.com

Jordi García-Soler*

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha