eldiario.es

Menú

Amigos, compañeros de profesión y políticos despiden a Gustavo Pérez-Puig

MADRID

Amigos, compañeros de profesión, políticos y también algunas personas anónimas se han acercado este miércoles a despedir al director teatral y de televisión Gustavo Pérez-Puig, cuya capilla ardiente quedó instalada en el Teatro Español de Madrid desde las 11.30 horas de la mañana (con la presencia de su viuda, Mara Recatero, y sus sobrinas Raquel y Mónica) hasta las cinco de la tarde, momento en el que sus restos mortales fueron trasladados al Cementerio de La Almudena para ser incinerados.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Capilla Ardiente De Gustavo Pérez-Puig

Capilla Ardiente De Gustavo Pérez-Puig

Amigos, compañeros de profesión, políticos y también algunas personas anónimas se han acercado este miércoles a despedir al director teatral y de televisión Gustavo Pérez-Puig, cuya capilla ardiente quedó instalada en el Teatro Español de Madrid desde las 11.30 horas de la mañana (con la presencia de su viuda, Mara Recatero, y sus sobrinas Raquel y Mónica) hasta las cinco de la tarde, momento en el que sus restos mortales fueron trasladados al Cementerio de La Almudena para ser incinerados.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, que conocía personalmente al director fallecido y a su esposa, acudió a la capilla ardiente a primera hora de la tarde para ofrecer su sentimiento de pésame a la familia.

El ministro calificó a Pérez-Puig de "todoterreno de la expresión dramática, capaz de tratar con enorme versatilidad y conocimiento profesional todos los géneros". Asimismo, señaló a los periodistas congregados que el director fue una persona que tuvo "una contribución muy importante al gusto de los españoles por el teatro en distintas ocupaciones, también en la dirección de esta casa que ahora le sirve para el último adiós, pero además en la dirección de Estudio 1, donde se formó el gusto de varias generaciones por el teatro".

Por último, el ministro recalcó que su muerte supone "una pérdida muy importante" y que su Departamento estará "encantado" de hacerle un homenaje "en el momento oportuno".

"PIEZA FUNDAMENTAL"

El actor José Sacristán se acercó también hasta la capilla ardiente y recordó que Gustavo Pérez-Puig fue una "pieza fundamental del teatro y de la televisión". En esta última sí coincidieron. El artista ensalzó su trabajo en 'Tres sombreros de copa' de Mihura y 'Escuadra hacia la muerte' de Alfonso Sastre y lamentó que los fallecimientos en el mundo de las artes escénicas "estén disparando cada vez más fuerte", en referencia a la desaparición el pasado viernes de Juan Luis Galiardo.

El actor Álvaro de Luna resaltó a su llegada que para la profesión, la pérdida del director teatral "ha sido un desastre". "Gustavo era un clásico de la televisión, del teatro y de la producción teatral, un especialista en Jardiel y un profesional con grandes éxitos", dijo.

Otros veteranos artistas como Fernando Guillén y Gemma Cuervo acudieron a la capilla ardiente del director teatral fallecido. Lo hicieron juntos. La actriz resaltó lo mucho que hizo Pérez-Puig por la televisión "en una etapa en la que no había nada" y recordó que junto a su viuda han pasado "una vida viviendo y trabajando juntos".

La actriz Victoria Vera, incondicional de este profesional de la escena y de la televisión fallecido ayer, insistió en que Pérez-Puig fue un hombre que hizo "cosas complicadas en una época también complicada para España". "Guardo un gran recuerdo de él de mi trabajo en 'Ninette y un señor de Murcia' y me siento orgullosa de haber podido estar a su lado. Vengo a rendirle homenaje porque se lo merece", añadió.

El consagrado José Sazatornil "Saza" también se acercó a dar el último adiós al director teatral. "Trabajaba como un compañero y amigo, era una persona fantástica y un gran señor", declaró el actor.

Pedro Ruiz no quiso faltar a esta cita. El artista resaltó que Pérez-Puig siempre fue un hombre "con criterios y pensamientos concretos pero abierto a conocer nuevas experiencias". "El legado que deja es muy grande. Fue un vitalista a quien le gustaba hacer justicia con la gente a la que admiraba", declaró agradeciendo que el director teatral tuviera "el valor" de incluirle en el elenco de 'El viaje infinito de Sancho Panza' de Alfonso Sastre.

Raquel, sobrina de Pérez-Puig, habló a los periodistas congregados para agradecer su asistencia a este acto. Disculpó a su tía y viuda del director, Mara Recatero, quien no se sintió con fuerzas para hablar delante de las cámaras. "Ella no sabía qué se podía hacer pero Gustavo Pérez Puig se merecía algo así y el Teatro Español era el único que podía acoger una ocasión como ésta", señaló.

"GENIAL Y ENTRAÑABLE"

Por su parte, la primera autoridad en visitar la capilla ardiente esta mañana fue la presidenta regional, Esperanza Aguirre, quien a su salida señaló a los periodistas congregados que Pérez-Puig "hizo muchísimo por el teatro en Madrid y en España" y destacó su etapa en el programa de televisión Estudio 1, en la que "puso todas las producciones de teatro clásico más importantes de España y lo hizo con pocos medios pero con una calidad extraordinaria. De allí salieron grandes aficionados al teatro", recordó.

El vicepresidente y consejero de Cultura y Deporte de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, señaló durante su visita a la capilla ardiente que Gustavo Pérez-Puig "era uno de los grandes creadores, productores y directores y uno de los grandes que pierde el teatro español". "Era genial y, en lo personal, entrañable, divertido y perfeccionista. Vivía por y para el teatro", recalcó.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, acudió al mediodía a la capilla ardiente y destacó la vinculación de Pérez-Puig con el teatro y especialmente con el Español, que dirigió durante 13 años y que, según la regidora de la capital, es "tan querido para los madrileños". Asimismo, anunció que se llevará al próximo pleno la propuesta de poner su nombre a una calle.

Por su parte, el portavoz de Cultura del Grupo Popular en el Congreso, Juan de Dios Ruano, ha lamentado en un comunicado la pérdida del director teatral Gustavo Pérez-Puig "todo un clásico del teatro en televisión". En su opinión, "ha sido y será un clásico en la cultura teatral española y su memoria perdurará en el tiempo".

RODEADA DE FLORES

Situada en el escenario de la Sala Principal del Teatro, la capilla ardiente se dispuso rodeada de una veintena de coronas de flores, entre ellas las de Adolfo Suárez y familia, la Comunidad de Madrid, el Teatro Español, la actriz Ana María Vidal, el Grupo Smedia y Narciso Ibáñez. Asimismo se iban sucediendo una serie de imágenes proyectadas de fondo recordando la dilatada trayectoria de Pérez-Puig.

Desde primeras horas de la mañana se encontraban ya en el recinto el ex jefe de la Casa Real, Alberto Aza; el director del Teatro Español, Mario Gas; y el escritor César Vidal. Poco después fueron llegando el actor José Guzmán, el diseñador Elio Berhanyer, la viuda de Antonio Mingote, la cantante Massiel, los actores Pepe Carabias y Manuel Galiana y la actriz Asunción Balaguer.

El féretro con los restos mortales de Gustavo Pérez-Puig salió del Teatro Español aplaudido por amigos, familiares y compañeros que se encontraban en el recinto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha