eldiario.es

Menú

Ana Laan trae los ritmos pausados de su pop electrónico y sensual

OFRECERÁ UN CONCIERTO EL 7 DE MARZO

- PUBLICIDAD -

Para muchos es algo así como la Borj española. Se hizo un hueco entre los seguidores del panorama Indie bajo el nombre de Rita Calypso y uno de sus trabajos gozó de muy buena consideración en España, Argentina y Estados Unidos. Pero Ana Laan decidió reivindicar su nombre y reinventarse a sí misma como música y fruto de este trabajo de revisión nacieron dos nuevos LPs que han tenido la consideración de la crítica especializada que la ha catalogado como la reina del pop electrónico en español.

Algunos, como ya referimos con anterioridad, han llegado a equipararla con la multifacética Björk. Laan, de padre español y madre holandesa con familia antillana, llega a la Sala Insular de Teatro para presentar su nuevo disco que nos llega bajo el sugerente título de Chocolate and Roses. Se ha programado un único concierto programado para el sábado 7 de marzo a las 20.30 horas. Las entradas para disfrutar de esta nueva sesión de música en el recinto de la Avenida Primero de Mayo ya están a la venta en las taquillas del Teatro Cuyás, en la página web del teatro capitalino ( www.teatrocuyas.com), en el teléfono 902 405 504 y en las propias taquillas de la SIT una hora y media antes del comienzo del concierto.

Aunque nacida en Madrid, Laan pasó su infancia en Suecia y adolescencia en Inglaterra antes de volver a tierras españolas. Su familia es un crisol de culturas que ha forjado el carácter de una creadora que ha colaborado estrechamente con artistas de la talla de Jorge Drexler o Christina Rosesvinge, entre otros. Como Rita Calypso grabó dos discos siendo el segundo, titulado Apocalypso, muy bien acogido por la crítica musical. Este éxito le animó a lanzarse a la piscina e intentar liberarse de la etiqueta de colaboradora de lujo y convertirse en una sólida realidad como intérprete en solitario. La primera decisión fue cambiar de sello y empezar a firmar sus trabajos con su nombre real.

Este cambio de rumbo, no obstante, no le privó de contar con la ayuda de músicos de la talla de Juan Campodónico y Luciano Supervielle (Bajofondo Tango Club) o Jorge Drexler. Orégano, su primer disco de esta nueva etapa artística, se publicó en EEUU en el 2004, y en Argentina en el 2005, y gozó de excelentes críticas en ambos países. En diciembre del 2004 el Chicago Tribune incluyó al LP en su lista de los 10 mejores discos latinos del año.

Buenas críticas

El prestigioso diario norteamericano dijo que "a no ser por el fascinante pop electrónico de Ana Laan, este año en la música latina se distinguió por la ausencia de voces nuevas... El pop electrónico y sensual de Laan muy bien podría convertirla en una versión hispánica de Björk. El tema que da título al disco, una viñeta agridulce que describe la silenciosa frustración de un ama de casa al borde de un ataque de nervios, probablemente sea la canción latina más conmovedora del año".

Para el dolor, el segundo tema de Orégano, fue incluido en la compilación Music From the Wine Lands de Putumayo. Además, el álbum fue galardonado con el Independent Music Award (Premio de la Música Latina) al mejor álbum latino en 2006.

Chocolate and Roses no ha hecho más que confirmar esta progresión con un conjunto de temas en los que se alternan letras en español, inglés, francés y hasta guiños al folclore sueco. Los entendidos aseguran que el pop sensual, fresco e intimista de Laan transmite una calidez que se desprende de su voz de "chica normal", tal como asegura la crítica Angele Laciel. Una voz que no rompe esquemas en cuanto a su potencia o calidad técnica, pero que imprimen una gran personalidad a su trabajo. Letras muy cercanas cargadas de ironía y vitalidad son las otras marcas de la casa. El resultado, una música sencilla pero capaz de llegar a toda clase de públicos con facilidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha