eldiario.es

Menú

Bruce Springsteen: "Las cosas en EE.UU están muy mal"

MADRID

"El principal problema es el paro, pero también la enorme desigualdad económica". El Boss habla sobre política, sobre su familia y su carrera en una entrevista en la que explica por qué se ha mantenido al margen de la política.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Portada de XL Semanal con Bruce Springsteen

Portada de XL Semanal con Bruce Springsteen

"El principal problema es el paro, pero también la enorme desigualdad económica". El Boss habla sobre política, sobre su familia y su carrera en una entrevista en la que explica por qué se ha mantenido al margen de la política.

"Sé que muchos fans se enfadarán conmigo después de esta entrevista". Así abre 'XL Semanal' la entrevista que le ha hecho a Bruce Springsteen, artista de Nueva Jersey que, a los 61 años, puede presumir de 20 premios Grammy, un Oscar y más de 120 millones de copias vendidas en todo el mundo.

Según la publicación -que cita a su biógrafo- Springsteen se mantuvo hasta 2008 al margen de la política debido a que "su falta de preparación política pudiera dejarlo en ridículo". Sin embargo, hace dos años hizo pública su adscripción al respaldar a Obama a la Casa Blanca públicamente.

No parece desencantado el músico con la gestión del presidente; es más deja claro que no toda la culpa de la marcha actual de Estados Unidos proviene de la gestión de Obama. "También están las instituciones financieras, los militares, las grandes corporaciones, que no cesan de agitar las cosas y, de hecho están manejando la economía y la dirección hacia la que se dirige el país".

"Estamos hablando de unos grupos de presión descomunales, que invierten dinero a espuertas y pagan a lobbys que defienden sus intereses. Las cosas en EE.UU. están pero que muy mal. La economía se ha desligado del grueso de los ciudadanos y ha sido puesta al servicio de los que cortan el bacalao, de la plutocracia", señala.

A juicio de Springsteen "el principal problema" de Estados Unidos "es el paro, que es de casi el diez por ciento; pero también la enorme desigualdad económica". "El estilo de vida norteamericano es incompatible con semejante desigualdad en la distribución de la riqueza. Es una situación que, poco a poco, carcome el corazón, el alma y el espíritu del país".

Preguntado por sus escasas intervenciones políticas, el Boss lo tiene claro: "La mayoría de la gente no tiene ganas de recibir sermones políticos de un tipo que se gana la vida meneando el culo ante 60.000 personas. Lo comprendo. Por eso trato de poner mi granito de arena cuando puedo, de ayudar cuando es oportuno".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha