eldiario.es

Menú

Le Crazy Horse, el mítico cabaret parisino, llega a Madrid

MADRID

Le Crazy Horse, el mítico cabaret de París, llega por primera vez a España con 'Forever Crazy', el espectáculo concebido en otoño de 2010 para la primera gira internacional de esta compañía que tiene a sus espaldas 60 años de existencia. La platea de la Sala Verde de los Teatros del Canal acogerá este montaje a partir del 21 de diciembre y cambiará sus butacas para recrear el ambiente íntimo del cabaret parisino durante tres únicas semanas.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Andrée Deissenberg, Directora General De Le Crazy Horse

Andrée Deissenberg, Directora General De Le Crazy Horse

Le Crazy Horse, el mítico cabaret de París, llega por primera vez a España con 'Forever Crazy', el espectáculo concebido en otoño de 2010 para la primera gira internacional de esta compañía que tiene a sus espaldas 60 años de existencia. La platea de la Sala Verde de los Teatros del Canal acogerá este montaje a partir del 21 de diciembre y cambiará sus butacas para recrear el ambiente íntimo del cabaret parisino durante tres únicas semanas.

Andrée Deissenberg, directora general de Le Crazy Horse desde 2005, ha cogido el testigo del fundador Alain Bernardin y, este espectáculo está, en cierto modo, dedicado a él. Según explica Deissenberg, cuando se hizo cargo de la compañía, la primera decisión fue "invertir en nuevas tecnologías" con un nuevo sistema de iluminación y proyectores de alta definición. En este proceso ha tenido mucho que ver el coreógrafo francés Philippe Decouflé, encargado de ampliar el repertorio de la compañía.

La directora general, a quien avalan 12 años de trabajo en la promoción del Circo del Sol en Italia y Francia, destaca las peculiaridades de este cabaret, que "no es un cabaret al uso" en el que todo resulta "tan evidente". En Le Crazy Horse prima "una sofisticada elegancia, glamour y erotismo", señala. "Es la respuesta parisina al burlesque americano", añade.

INCONDICIONALES DE ALTURA

En 'Forever Crazy' se da una combinación de números clásicos del cabaret con propuestas novedosas creadas especialmente por Decouflé. La primera estrella invitada de esta nueva etapa fue Dita von Tesse a quienes han seguido Arielle Dombasie, Pamela Anderson o Carmen Electra.

La mujer es, desde los orígenes de esta compañía, absoluta protagonista de los espectáculos y a ella se unen en escena "el diseño, el arte o la alta costura parisina", dice Deissenberg.

El legado artístico de Le Crazy Horse ha sido especialmente reconocido entre creadores, artistas y diseñadores y son muchos los que han colaborado en sus espectáculos: desde Salvador Dalí, asiduo del cabaret y diseñador del sofá con forma de labios que se utiliza en el número 'Lección de Erotismo' hasta Woody Allen que filmó su película 'What's new Pussycat?' en las instalaciones de Le Crazy Horse París pasando por diseñadores de lujo como Paco Rabanne, Loris Azzaro, Karl Lagerfeld, Emmanuel Ungaro y Azzedine Alaia que han firmado el vestuario de esta producción.

Durante estos 60 años ha acogido a más de 10 millones de espectadores, entre ellos John F. Kennedy, Elizabeth Taylor, Elvis Presley, Madonna, Pedro Almodóvar, Steven Speilberg o Jean Paul Gaultier.

UNA "DECONSTRUCCIÓN"

La selección de las bailarinas que integran la compañía (a Madrid vendrá un elenco de 10 artistas), es muy exigente. "Todas son bailarinas de Clásico, pero nosotros deconstruimos a las bailarinas clásicas para hacerlas bailarinas del Crazy Horse", apunta Deissenberg.

Los cuerpos de las artistas deben cumplir requisitos estéticos muy rigurosos con unos máximos y mínimos concretos. Así, por ejemplo, deben medir entre 1,68 y 1,72 metros y pesar entre los 54 y los 60 kilos; la distancia entre pezones debe ser de 21 centímetros y la longitud de piernas en proporción al pecho debe oscilar entre 1/3 y 2/3. No se admite bailarinas que hayan pasado por el quirófano para mejorar su aspecto y a todas se les asigna un nombre artístico antes de su debut. Además está prohibida la entrada de hombres a los vestuarios de las artistas.

Anualmente el grupo recibe más de 500 solicitudes al año de bailarinas y sólo acepta a 20 de ellas. "En Francia llegar a entrar en Le Crazy Horse es lo máximo para una bailarina. Saben del nivel muy alto que se exige, de la profesionalidad y el reconocimiento que aporta y muchas llegan por vocación", asegura.

Respecto al público que acude a los espectáculos de este cabaret, Deissenberg señala que se reparte entre hombres y mujeres por igual a partir de los 35 años. "Un 50 por ciento son franceses y el resto de otros países, aunque España no figura mayoritariamente entre ellos", señala esperando que esta cita en Madrid sirva para recuperar al público español.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha