eldiario.es

Menú

Dolores de la Fe: ''Los canarios estamos perdiendo nuestros canarismos''

NUEVA HIJA PREDILECTA DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

- PUBLICIDAD -

La escritora y nueva Hija Predilecta de Las Palmas de Gran Canaria, María Dolores de la Fe, aseguró que los canarios estamos perdiendo nuestros canarismos. Defensora a ultranza del lenguaje canario, Dolores de la Fe insistió en que cada vez se oyen menos nuestras expresiones como Se me fue el baifo o Me dejé coger la camella. "Ya casi todo el mundo habla en monosílabos", dijo la escritora.

En una entrevista en El Correíllo de CANARIAS AHORA RADIO, la autora de libros como Las Palmas casi ayer, casi mañana hizo un recorrido por su vida y obra, desconocida, en su mayoría por el gran público. Una obra en la que siempre ha defendido la idiosincrasia canaria y, por eso, tal y como reconoció la propia autora, "un canario no puede decir vosostros nunca".

La escritora recibirá el próximo 24 de junio el reconocimiento de Hija Adoptiva de la ciudad que la vio nacer hace ahora 87 años. Dolores de la Fe asegura sentirse "privada" con el galardón y tal y como relató no se lo creía cuando la llamó el alcalde Jerónimo Saavedra para comunicárselo.

Con el humor que la caracteriza, De la Fe aseguró que una de las entrevistas que nunca hizo y que se quedó con la "magua" por no haberla hecho nunca fue precisamente a Saavedra. "Se la hubiese hecho en los tiempos de una sinfonía, su infancia, su juventud, su madurez, hubiese quedado preciosa como para Premio Nobel".

Sobre la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, aseguró que nada tiene que ver con los recuerdos de su infancia, "por el ruido y el gentío". La escritora recordó como a principios del siglo XX era una ciudad "linda, deliciosa y más limpia, hasta los zaguanes y el trozo de acera que te correspondía se limpiaban todos los días".

Dolores de la Fe en 'El Correíllo' (I)

Dolores de la Fe en 'El Correíllo' (II)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha