eldiario.es

Menú

Ignacio Padilla: "Los Cervantes del siglo XXI serán cuentistas, blogueros o twitteros"

MADRID

Su libro 'Cervantes en los infiernos', premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos, recorre los infiernos de la Literatura

- PUBLICIDAD -

Su libro 'Cervantes en los infiernos', premio Manuel Alvar de Estudios Humanísticos, recorre los infiernos de la Literatura

Ignacio Padilla, Escritor

Ignacio Padilla, Escritor

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Fundador junto a Volpi y Urroz de la llamada Generación del Crack, Ignacio Padilla publica 'Cervantes en los infiernos', Premio Manuel Álvar 2011 de Estudios Humanísticos otorgado por la Fundación José Manuel Lara. "Los Cervantes del siglo XXI serán cuentistas, blogueros o twitteros", subraya.

Con este texto, Ignacio Padilla quiere aclarar la confusión que existe sobre la figura de Cervantes, tarea que describe como una "quijotada", y defender su lado más humano para alejarlo de la idea de que era un "santo laico" o un "paladín de la Contrarreforma".

En este sentido, Padilla apunta que Cervantes estaba tan confundido como su siglo, con mil "ambigüedades" y pocas "certezas", similar a la época que estamos viviendo.

"Don Quijote surge en un mundo en el que ya nada es cierto; todo es simulación y nada es lo que aparentaba ser, igual que en el siglo XXI", alega este autor, que en 1994 ganó el Premio Nacional de Literatura en tres categorías distintas: Cuento Infantil, Primera Novela y Ensayo.

'Cervantes en los infiernos' (Planeta) es la segunda entrega de una trilogía que inició en 2005 con 'El diablo y Cervantes', que pretextaba al diablo y a Cervantes para exorcizar algunas de sus grandes obsesiones literarias y que continúa con este nuevo ensayo que pretexta el infierno y, otra vez, a Cervantes, para seguir con ese "exorcismo".

LA CONFUSIÓN DE UN TIEMPO

"Cervantes, estoy convencido, es grande, en la medida en que está confundido y refleja en su escritura la confusión de su tiempo, de todos los tiempos". "Los demonios de Cervantes y sus numerosos descensos a los infiernos reflejan un alma sensible, anegada en sus decepciones y aferrada con tristeza a sus ideales", alega este autor para quien la duda "impele" en la obra de maestro alcalaíno.

No obstante se reconoce como un lector tardío del Quijote y afirma que de su lectura aprendió que hay edades para ciertos libros y se define como un "contador de historias" y un cuentista que a veces escribe ensayos y novelas porque en ocasiones, sus cuentos "crecen hasta convertirse en novelas".

"Hay tantos infiernos como miedos tenemos", precisa este autor, y recuerda que todos los caminos llevan a Cervantes a través de Borges o al libro 'Cien años de soledad' de Gabriel García Márquez, al que considera otra de las grandes "biblias" de la literatura.

"La imaginación nos puede servir para crear infiernos con los que podamos dialogar", señala este escritor, cuya obra narrativa ha cosechado una docena de premios nacionales e internacionales, y ha sido traducida a más de quince idiomas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha