eldiario.es

Menú

Peter Weir: "No soy un lobo solitario, hay otros ahí fuera"

MADRID

Peter Weir, director de películas como 'Único Testigo', 'El Show de Truman' y 'Master and Commander', vuelve a ponerse detrás de la cámara con 'Camino a la Libertad', una épica historia de supervivencia, solidaridad e indomable voluntad humana, protagonizada por un grupo de hombres que escapan de un campo de trabajos forzados de la extinta Unión Soviética haciendo frente a unas condiciones más que adversas a través de la estepa siberiana.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Colin Farrel, Peter Weir, Saoirse Ronan, Jim Sturgess y Ed Harris

Colin Farrel, Peter Weir, Saoirse Ronan, Jim Sturgess y Ed Harris

Peter Weir, director de películas como 'Único Testigo', 'El Show de Truman' y 'Master and Commander', vuelve a ponerse detrás de la cámara con 'Camino a la Libertad', una épica historia de supervivencia, solidaridad e indomable voluntad humana, protagonizada por un grupo de hombres que escapan de un campo de trabajos forzados de la extinta Unión Soviética haciendo frente a unas condiciones más que adversas a través de la estepa siberiana.

En la presentación de la cinta en Madrid, Weir ha reconocido que de niño le gustaban mucho historias como las de Jack London, pero ha puntualizado que como adulto tiene "interés en el espíritu humano". Según ha dicho, fue un descubrimiento conocer sobre el gulag, pues "siempre se sabe más sobre los nazis", pero ha destacado que lo que le interesaba era "la historia de unos seres humanos en circunstancias tan severas".

Basado en la historia de Slavomir Rawicz 'La Increíble Caminata' ('The Long Walk: The True Story of a Trek to Freedom'), cuenta con un reparto encabezado por Jim Sturgess, Ed Harris, Colin Farrell, Saoirse Ronan y Mark Strong.

Aprovechando una ventisca nocturna para cubrir sus huellas, siete prisioneros, atrapados en el reinado de terror de Stalin, escapan de un gulag soviético en 1940. Han comenzado la búsqueda de la libertad aunque, casi con certeza, acaben muertos, pues la larguísima caminata que les aguarda hasta llegar a lugar seguro desafía toda probabilidad razonable de una resolución feliz y el terreno que habrán de atravesar es implacable.

Con escaso equipo y sin apenas comida, emprenden un viaje que los obligará a afrontar grandes penalidades y situaciones dramáticas. Se rigen en todo momento por un principio inapelable: seguir adelante, seguir adelante, seguir adelante.

UN DURO RODAJE

Ante este planteamiento, Ed Harris ha asegurado entre risas que "lo más difícil" del rodaje fue encontrar alguien que les "limpiara las heridas de los latigazos" que les daba Peter. Eso sí, ha señalado que "todo lo que fue difícil en el rodaje repercutió en beneficio de la propia historia" y de los actores, que se daban "ánimos continuamente".

"Rodar en el desierto es una de las cosas más duras que he tenido que hacer, e incluso tuve hipotermia y tuvieron que secarme con cinco secadores mientras me daban espasmos", ha subrayado Jim Sturgess, mientras que Saoirse Ronan ha puntualizado que no era Weir quien les exigía, sino que era "la propia historia", y ha valorado que todos los actores hicieron "juntos este viaje".

Acerca de los gulag, Harris ha reconocido que no sabía que miles de estadounidenses habían ido a Rusia a trabajar en la época de la gran depresión, "para ganar dinero para mantener a sus familias". Además, ha contado que "al llegar tenían que entregar sus pasaportes, y por eso cuando Stalin empezó a perseguirles se vieron atrapados, de manera que murieron muchos de ellos, como miles de rusos, todos desterrados a esos campos".

Harris ha alabado la "concentración y dedicación" del director, que se fija incluso en "si tienes suficiente suciedad bajo las uñas". Colin Farrell, por su parte, ha agregado que Peter es "maravilloso, pone el listón altísimo", y ha afirmado que él personalmente nunca se ha sentido "tan amado como actor como en sus manos".

Farrell ha agregado que "preparó mucho el ruso, algo que fue una "experiencia maravillosa y una forma increíble de entrar en el personaje". Ha coincidido en que todos soportaron "muchísimo frío, algo que era adecuadamente incómodo para la historia", y ha indicado que él haría lo mismo en la vida real que su personaje, pues él tenía "el deseo inmediato de seguir respirando".

"BUSCANDO NUEVOS PROYECTOS"

Peter Weir ha asegurado que no se siente como un "lobo solitario" en el panorama cinematográfico actual. "Hay otros por ahí y vamos a sobrevivir. Hay mucho cine para elegir, y eso está bien, pero es preocupante cómo va arrinconando el cine infantil o de super héroes, por ejemplo, a las películas para adultos, y espero que no terminen desapareciendo", ha resaltado.

Para concluir, ha adelantado que está "buscando" un nuevo proyecto y, preguntado por la posibilidad de que se trate de una secuela de 'Master and Commander', ha zanjado bromeando: "Pregunta a Rusell Crowe".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha