eldiario.es

Menú

"Recomendaría ahora a todo el mundo que se quitara las gafas rosas e intentara ver un poco la realidad”

José Muñoz volverá a actuar en Gran Canaria el 6 de mayo junto a su hermano David, para traer al Gran Canaria Arena el último trabajo de Estopa: 'Rumba a lo desconocido'

- PUBLICIDAD -
Estopa lanza el video de su nuevo single 'Pastillas para dormir', rodado en Navarra

Los hermanos Muñoz ofrecerán el 6 de mayo un concierto en Gran Canaria.

José Muñoz, uno de los dos hermanos integrantes del grupo Estopa, lo tiene claro cuando se le pregunta por la nueva convocatoria de elecciones generales a la que están abocados los ciudadanos después de que los partidos políticos que componen el Congreso de los Diputados no hayan conseguido cerrar un acuerdo: "no creo que haya muchas diferencias en el siguiente resultado, pero yo le pido a la gente que saque su espíritu crítico y vote con la cabeza, no con el corazón".

Los Muñoz volverán a actuar en Gran Canaria el próximo viernes 6 de mayo, cuando dejarán las pinceladas de su último trabajo Rumba hacia lo desconocido sobre el escenario del Gran Canaria Arena. Al día siguiente repartirán su rumbarock en el Pabellón Santiago Martín de La Laguna, en Tenerife.

Antes de nada, felicitarte por tu nuevo disco de platino por el álbum Rumba a lo desconocido, imagino que llega un punto en que no te sorprende recibir este tipo de premios.

Pues sí que sigue sorprendiendo. Que te vayan dando discos de platino te agrada cada vez más, quizás lo valores más con el paso del tiempo.

¿Significa más por haberlo producido ustedes mismos?

Al haberlo producido, le das a la canción la producción que llevabas en la cabeza cuando componías la canción. Es una producción de autor y hay más de ti en el disco a parte de las canciones. Hemos coproducido el disco con otros dos señores y hemos hecho un equipo muy bueno, cada uno tenía su parcela y la verdad es que te hace sentir bien. Dices: “mira, este es mi disco, con el sonido que tenía en la cabeza”.

¿Se puede decir que es un disco más personal?

Puede ser. Ya los anteriores, 2.0 y Allenrok los producimos nosotros. Son, digamos, unos cuantos discos más personales.

Vuelves a los escenarios del Archipiélago después de ocho años, ¿qué recuerdos tienes del público canario?

Es un público muy agradecido en los conciertos, que te transmite esa energía hacia el escenario y que se lo pasa bien. Las canciones las viven, las cantan y eso es lo mejor para un buen espectáculo, que el público esté también encendido.

¿Por qué no se les ha visto más por aquí?

Pues mira no sé por qué. Yo le decía al mánager que hacía mucho tiempo que no íbamos a Canarias y el me respondía “ya iremos, ya iremos”. Y ya ha salido. La verdad es que hemos estado, pero de vacaciones. Viajes totalmente de ocio. También estuvimos en Tenerife hace poco recogiendo el premio Cadena Dial, osea que el contacto no lo hemos perdido.

¿Qué se van a encontrar los canarios que vayan al concierto, el mismo grupo que vieron hace ocho años o verán que ha cambiado en algo?

Pues no ha cambiado gran cosa, alguna cana que otra de más, pero no en lo que es la actitud, las ganas y el repertorio que os hemos preparado, en el que las palabras reinan por su ausencia. Hemos decidido meter canciones nuestras de toda la vida, con pinceladitas de Rumba a lo desconocido. Todo este tiempo que no hemos estado de gira, hemos visto a otros cantantes y espectáculos y nos hemos dado cuenta de que la gente, con el paso del tiempo, tiende a hacer repertorios más baladosos y con canciones más experimentales, haciendo unos conciertos muy raros y el espectador se queda un poco a cuadros. Nosotros vamos a ir sin experimentos, con toda la artillería y a pasárnoslo bien también. Si nosotros nos lo pasamos bien, el público también lo hará.

Llegados a cierta madurez en la carrera musical, ¿cómo se afronta una gira o reencontrarse con un público que hace tiempo que no ves? ¿Cuáles son los miedos?

No sé, tampoco somos mucho de “miedo escénico”. Cuando estás a 15 o 20 minutos de salir al concierto, sí que te pones nervioso, pero desde que haces la primera canción ya se te pasan todos los miedos. El invierno pasado hicimos una gira de presentaciones por España y por América y ya pudimos comprobar in situ cómo le había caído el nuevo disco a la gente. La verdad es que en los conciertos se agradece mucho cantar las canciones, porque la gente se lo pasa bien, es lo que hemos podido ver en la gira anterior.

¿Eres de los que se cansa de que la gente te pida una y otra vez que cantes tus primeros éxitos?

Ya no, al principio sí. Le cogimos hasta manía a La raja de tu falda, la castigamos y dijimos: “ala, ahí, fuera del repertorio. Con el paso del tiempo pensamos, “¿estamos tontos o qué?”. Esa canción nos hizo mucho bien, nos dio a conocer al gran público y, ¿por qué vamos a dejar de tocarla? Desde hace tres o cuatro giras ha vuelto a estar en nuestro repertorio. Pero sí que hubo un tiempo que estábamos cansados, que no la pedían todo el rato y pensábamos: “déjame ya con la raja”.

Son 16 años de éxitos y parece que el “rumba-rock” sigue gustando, ¿te lo esperabas?

La rumba es una música muy autóctona de nuestro país y si se mezcla con el rock, que también tiene mucha raíz, salen cosas muy curiosas. Yo creo que la música de raíz va a estar ahí, aunque se fusione con otra. Creo que siempre va a haber rockeros y siempre va a haber rumberos. Los viejos rumberos nunca mueren.

¿Cómo hacen para no sonar igual en cada canción?

Componer muchas canciones. Cuando te pones a hacer un disco tienes unas 40 canciones compuestas y tienes que elegir lo más variado posible, para que sea un disco diferente. Eso se consigue componiendo muchas canciones y eligiendo y así hacemos, como si fuera la alineación de un equipo de fútbol.

De los temas de tu último disco, como Pastillas para dormir, Gafas de rosa o Mundo marrón, ¿cuál te gusta más tocar?

Pastillas para dormir es especial, porque la gente responde muy bien, se la cantan de arriba a abajo entera, pero Mundo marrón es más introspectiva y la disfruto mucho. Actualmente Mundo marrón, si me preguntas el mes que viene te diré otra.

¿Qué opinas de que se vayan a celebrar nuevas elecciones, tienes las gafas rosas puestas?

Yo recomendaría ahora a todo el mundo que se quitara las gafas rosas e intentara ver un poco la realidad, que tuvieran un espíritu crítico con todas las noticias que aparecen y pudieran sacar sus propias conclusiones para ejercer su derecho como ciudadano. Es una putada tanto para los ciudadanos como para los políticos, pero habrá que hacerlas otra vez. No creo que haya muchas diferencias en el siguiente resultado, pero yo le pido a la gente que saque su espíritu crítico y vote con la cabeza, no con el corazón.

Le dices a la gente que no haga lo que dices en tu canción.

Es que la canción va un poco de eso. La gente se sabe de memoria la alineación del Barça, del Atlético o del Madrid y luego no sabe sobre los casos de corrupción u otras cosas que, en teoría, son más importantes. De eso es de lo que habla la canción, de que la gente con sus gafas de rosa vive en los mundos de Yupi.

¿De qué lado estás respecto a la consulta catalana y a la independencia?

Ya lo hemos dicho en alguna que otra ocasión en algún que otro medio. De todos los problemas que tiene España, el de la independencia me parece que es el tema a tratar 1.001. Primero están los recortes, los temas sociales, los refugiados y, en caso de que hubiera referéndum, nuestro voto sería un no. No tenemos miedo aquí en Cataluña, vivimos muy bien. Aquí se puede hablar el idioma que quieras y no hay confrontación entre catalanes independentistas y no independentistas, se puede hablar tranquilamente. No está la cosa tan chunga como parece fuera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha