eldiario.es

Menú

Sting... todo un clásico

MADRID

VANCOUVER, 4 (Reuters/EP) Sting acaba de iniciar su nueva gira mundial. 'Symphonicity' es el nombre de esta ambiciosa aventura en la que repasa sus éxitos pero sustituyendo la típica guitarra, batería y bajo por los suaves sonidos de oboes, violines y violonchelos.

- PUBLICIDAD -

VANCOUVER, 4 (Reuters/EP)

Sting en su nueva gira mundial

Sting en su nueva gira mundial

Sting acaba de iniciar su nueva gira mundial. 'Symphonicity' es el nombre de esta ambiciosa aventura en la que repasa sus éxitos pero sustituyendo la típica guitarra, batería y bajo por los suaves sonidos de oboes, violines y violonchelos.

Con la ayuda de la Orquesta Filarmónica Real de Londres, el rockero de 58 años interpretó sus temas más emblemáticos como 'Roxanne' y 'Every Little Thing She Does Is Magic' en el centro de Vancouver (Canadá) la localidad que tuvo el privilegio de acoger el arranque de esta gira.

"Por lo general no me gusta la música pop con orquestas porque básicamente terminas tocando largas notas tras baladas de pop", afirmó Sting en una entrevista.

"Es aburrido para los músicos, aburrido para la audiencia y aburrido para el artista", apuntó en declaraciones justo antes de la primera actuación del 'Symphonicity Tour', que recorrerá Norteamérica durante su verano para luego llegar a Europa.

Pero en contra de lo que auguró el ex de Police, los asistentes al Centro de Vancouver de Artes Escénicas no parecían estar aburridos. Es más tras tres horas de concierto y tres 'bises' los asistentes todavía se negaban a abandonar el local y dejar ir a Sting.

Finalmente, el músico británico volvió por última vez y cantó una balada a capela antes de que la platea lo dejara ir.

Sting dijo que cambió de opinión acerca de combinar el rock con flautas y arpas tras trabajar con músicos clásicos de alto nivel. También señaló que el secreto era crear un desafío para ellos y "hacerlos trabajar más duro porque así lo disfrutarán más".

"Siempre me gustó la música clásica, desde que era joven", dijo el profesor que se convirtió en rockero, que ha vendido cerca de 100 millones de álbumes a lo largo de su carrera de 35 años con The Police y por si sólo, como también ha actuado en varias películas y programas de televisión.

Su interés en trabajar con orquestas aumentó el 2008 cuando fue invitado a participar con la Sinfónica de Chicago. En enero trabajó con la Orquesta de Filadelfia. "Entonces una vez que esos dos dieron resultado, pensé en por qué no llevarlo de gira", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha