eldiario.es

Menú

Van Gogh, anfitrión de 'Picasso en París'

MADRID

El Museo Van Gogh de Ámsterdam acoge la exposición 'Picasso en París, 1900-1907' para hacer un recorrido por este breve periodo de la obra del pintor malagueño en donde experimentó un gran desarrollo artístico y pasó de ser un artista desconocido a un referente de las vanguardias en Francia.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La habitación azul. Pablo Picasso

La habitación azul. Pablo Picasso

El Museo Van Gogh de Ámsterdam acoge la exposición 'Picasso en París, 1900-1907' para hacer un recorrido por este breve periodo de la obra del pintor malagueño en donde experimentó un gran desarrollo artístico y pasó de ser un artista desconocido a un referente de las vanguardias en Francia.

Con más de 70 obras de arte, incluyendo obras maestras como Autorretrato con paleta y Moulin de la Galette, el Museo Van Gogh de Ámsterdam y el Museo Picasso de Barcelona han trabajado conjuntamente para conseguir los préstamos de colecciones privadas de museos como el Centre Pompidou de París, el Metropolitan Museum of Art y el Guggenheim Museum de Nueva York.

Además, el Museo Van Gogh organizará toda una serie de actividades alrededor del tema de Picasso con motivo de la exposición, que viajará después a Barcelona.

Fue en París donde el joven Picasso vio por primera vez el trabajo de Van Gogh, Paul Gauguin y Henri de Toulouse-Lautrec. Inicialmente experimentó con nuevas técnicas de pintura y gráfica y exploró temas propios de la ciudad como la vida nocturna de Montmartre, los cafés y las bailarinas. Más tarde la temática mudaría hacia aspectos más melancólicos como el circo, las personas necesitadas y las escenas de madres e hijos.

Aunque tuvo una clara inspiración de muchos artistas, nunca fue un mero imitador. Supo adaptar ingeniosamente los descubrimientos hechos por sus contemporáneos y predecesores para crear un estilo propio. Su camino hasta convertirse en el artista pionero que fue, está dividido en cuatro periodos dentro de esta exposición:

SU LLEGADA A PARÍS

En primer lugar, el descubrimiento de Picasso de París. Un nuevo mundo se abrió al artista malagueño cuando a sus 19 años vio por primera vez el trabajo de Toulouse-Lautrec, Steinlen, Cézanne, Gauguin y Van Gogh. Experimentó con nuevos colores y técnicas y plasmó la temática del París moderno y la vida nocturna de Montmartre, de sus exuberantes bailarinas y animados cafés.

A continuación apreciamos el Picasso simbolista: Picasso adoptó un estilo melancólico y triste a consecuencia del suicidio de su amigo Carles Casagemas, iniciando así el conocido como Periodo Azul.

En la tercera parte de la muestra, recorremos su 'vida bohemia': En 1904 Picasso se instaló en el estudio del escultor Paco Durrio, un inmueble situado en Montmartre y conocido como Bateau Lavoir donde residían varios artistas. La temática y la paleta de Picasso volvieron a cambiar. Su interacción con escritores y poetas como Max Jacob y Guillaume Apollinaire estimuló su interés en el circo y en sus artistas itinerantes.

Por último, la exposición refleja un "estilo moderno e innovador: El estudio de Picasso fue punto de encuentro de artistas, coleccionistas y marchantes de arte, todos ellos atraídos por la personalidad de este joven artista. Las esculturas de Auguste Rodin, Durrio y Gauguin ejercieron una gran influencia en el desarrollo de su estilo revolucionario que cambiaría para siempre el curso del arte del siglo XX.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha