eldiario.es

Menú

El certamen musical 'Vis a vis' de Casa África recuerda a los jóvenes la necesidad de trabajar por Angola

Este cara a cara con las músicas de África volverá a propiciar este verano que festivales como Pirineos Sur, La Mar de Músicas, Fuerteventura en Música o el Mumes de Tenerife, conozcan lo que se baila y se canta en este país subsahariano

- PUBLICIDAD -
El cantante angoleño Serpiao Tomás, conocido artísticamente como Totó

El cantante angoleño Serpiao Tomás, conocido artísticamente como Totó CASA ÁFRICA

Un kuduro activista y enérgico que recuerda a los jóvenes que "hay que trabajar" para mejorar el país y una propuesta espiritual que fusiona tradición con blues, jazz y soul, han ganado la octava edición del certamen musical Vis a vis de Casa África, que esta vez ha tenido lugar en Angola.

Este cara a cara con las músicas de África promovido por la diplomacia española, este año con la especial implicación del Ministerio de Cultura de Angola, volverá a propiciar este verano que festivales como Pirineos Sur, La Mar de Músicas, Fuerteventura en Música o el Mumes de Tenerife, conozcan de primera mano una buena muestra de lo que se baila y se canta en este país subsahariano.

Para contagiarse de la energía que transmite Elenco da Paz sólo hay que tenerlos cerca y dejarse llevar por sus aeróbicas coreografías y por las comprometidas letras de las canciones que conforman su hasta ahora único disco, del que han editado 5.000 copias.

Esta banda de seis luandeses de procedencia humilde se formó hace tres años y ha actuado como tal en discotecas y en un festival de música electrónica en Ibiza. Antes, sus miembros, que también son bailarines, habían viajado por trabajo a Suecia, Holanda, España, Francia, Kenia, Estados Unidos y Brasil.

Además de conformar la agrupación de kuduro más numerosa del país, estos artistas han sido premiados por su éxito "Arroz con judías", título aparentemente superfluo que, sin embargo, alude a la alimentación básica y repetitiva a la que solamente podían acceder cuando eran niños en un país que acabó en 2002 una guerra civil que duró décadas.

Para concienciar al público en cuestiones como ésta, la sostenibilidad, o la necesidad de reciclar los residuos para no contribuir a que se repita una epidemia de fiebre amarilla como la registrada en 2015 en Angola, y por la que morían entre 30 y 40 personas al día, Elenco da Paz se emplea a fondo en sus espectáculos con piruetas imposibles, un ritmo desenfrenado y la carga social que tienen sus temas, que corean casi religiosamente sus numerosos seguidores.

Tan comprometido como Elenco da Paz, pero con la vida, el crecimiento humano y la espiritualidad, tras los momentos "estruendosos" por los que ha pasado este luandés de 37 años, es el proyecto de Serpião Tomás, conocido artísticamente como Totó, y procedente del barrio de Samba.

Totó habla sobre los problemas cotidianos de la sociedad angoleña en sus canciones, pero también sobre el crecimiento humano y la bondad porque cree que la música es un instrumento muy poderoso para transmitir mensajes positivos y que el artista tiene que ser positivo para poder ayudar a otros a crecer.

Acompañado por una banda "ligera", con la que ya ha tocado en Portugal, Mozambique y Brasil, este autodidacta, que aprendió inglés viendo películas, leyendo y escuchando música y que a base de empeño logró tocar la guitarra sin ayuda, agradece que exista una iniciativa como el "Vis a vis" que permita que Angola pueda mostrar todo lo que tiene que decir al resto del mundo en relación a su forma de hacer música.

Junto a Elenco de Paz, gracias a Casa África Totó podrá dar a conocer su arte en los festivales programados el próximo mes de julio en España, aunque también podrán actuar en salas o certámenes que quieran incluirlos en sus respectivos carteles, siempre que las agendas de unos y otros lo permitan.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha