eldiario.es

Menú

''No me asusta haber rodado la película más cara del cine español''

'ÁGORA' SE ESTRENA EL 9 DE OCTUBRE

Amenabar asegura no tener vértigo ante esta superproducción.

- PUBLICIDAD -

Ágora es la cinta más cara de la historia del cine español, con un reparto encabezado por una estrella de Hollywood y además es su primer trabajo después de conseguir el Oscar hace cinco años con Mar Adentro. Las expectativas son muy altas, pero Alejandro Amenábar no tiene vértigo.

Alejandro Amenabar.

Alejandro Amenabar.

"No me asusta haber rodado la película más cara del cine español", afirma el director en una entrevista publicada en el último número de la revista DT Platinum en la que señala que el único reto que verdaderamente importante al rodar Ágora fue "conseguir que el espectador se enganchara a una historia que habla de astronomía, de Ptolomeo o de la caída del Imperio Romano". "Busco comunicarme directamente con el público", asegura.

Y con esa premisa presenta su cinta', que se estrena el próximo 9 de octubre, y está preparado para las comparaciones con otras superproducciones épicas que llegarán. "Lo fácil hubiera sido hacer Troya, yo he preferido arriesgarme", proclama antes de confesar que Ágora nació "una noche mientras miraba las estrellas y discutía con mis amigos sobre la existencia de vida inteligente en el universo". Fue entonces cuando recuperó una vieja pasión, la astronomía, y se gestó lo que el director define como "un homenaje a todos aquellos que, desde la ciencia, han abierto los ojos a los demás gracias a que dudaron de lo que conocían".

Una de estos homenajeados es Hipatia, la protagonista de Ágora a la que da vida la oscarizada Rachel Weisz. Un "icono feminista" que va más allá de ámbito de la ciencia ya que se trata de una mujer que "en una sociedad machista defiende su integridad y quiere ser tratada como un intelectual más". "A las mujeres y a los homosexuales es a quienes más palos nos han dado a lo largo de la historia", recuerda.

Inconformista

Aunque reconoce que la crítica le ha tratado "bien" y ya sabe lo que es levantar una estatuilla en la meca del cine, Amenábar no cree que sea uno de esos directores que por sí mismos son un "reclamo" para el público. "No creo que a mí me suceda. Quizá en España sí, pero no a nivel internacional", apunta el cineasta que ve en Pedro Almodóvar al único director español que actualmente goza de ese estatus en el extranjero.

Y es que Amenábar es inconformista y asegura que ver sus películas le deja mal sabor de boca. "Me encantaría volver a ver mis películas y alucinar con lo bien que lo hice, pero es al revés", reconoce el director que, en todo caso, señala que lo positivo es que así "aprendes de los fallos".

Pero si hablamos de mejorar, a la hora de mirarse en otros directores para mejorar, Ámenábar tiene claras sus preferencias: "Me di cuenta de lo que significaba ser director con Hitchcok. De Kubrick aprendí su obsesión por el cine, por la perfección y la profundidad. Pero me gustaría parecerme a Spielberg, es el que mejor conoce el oficio", sentencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha