eldiario.es

Menú

El escritor Juan Marsé gana el premio Cervantes

POR SU CAPACIDAD PARA REFLEJAR LA ESPAÑA DE LA POSGUERRA

- PUBLICIDAD -

Tras muchos años en los que su nombre sonaba como ganador del premio Cervantes, este jueves el escritor Juan Marsé se ha llevado este prestigioso galardón, "por su decidida vocación por la escritura, venciendo los elementos personales y su dura vida, y por su capacidad para reflejar la España de la posguerra".

Ésas son algunas de las razones que ha manifestado el presidente del jurado, José Manuel Blecua, en la rueda de prensa en la que el ministro de Cultura, César Antonio Molina, ha hecho público el fallo del premio, que en esta edición está dotado con 125.000 euros, 35.000 más que en años anteriores.

Una votación en la que han quedado como finalistas la escritora catalana Ana María Matute y el dramaturgo manchego Francisco Nieva, y en la que el autor de Últimas tardes con Teresa ha resultado ganador, "por mayoría", en una votación "muy fluida", según fuentes del jurado.

El Cervantes lo ha ganado también Marsé, según Blecua, "por su sensibilidad para reflejar el español o castellano hablado en Cataluña, representado muy bien por los personajes de sus novelas".

Y el poeta argentino Juan Gelman, ganador de la pasada edición del premio y miembro del jurado, hizo hincapié en la dimensión internacional de la obra de Marsé, al subrayar que "ha contribuido a la renovación de la novela en lengua castellana, y no solo de la española".

Nada más conocer el fallo del jurado, Molina explicó que había intentado ponerse en contacto con el ganador, pero tuvo que darle la noticia a su mujer porque Marsé se había ido al médico, un dato que puede revelar lo poco nervioso que se sentía ante la posible noticia del premio.

Efectivamente, el ganador se enteró casi dos horas después del fallo, y al volver a su casa dijo a los periodistas que lo esperaban desde hacía rato: "La salud es lo primero".

Marsé declaró que sentía "mucha alegría" por haber ganado por fin el premio, después de haber sido finalista "dos o tres años".

El autor de Rabos de lagartijas no se considera un escritor reacio a los premios, pero aclaró que no trabaja para ellos, puesto que "el premio está en la escritura".

En su encuentro con la prensa, el ministro afirmó que la obra de Marsé "nos ha acompañado a la gente de mi generación, desde finales del franquismo y durante la democracia. Es un escritor familiar, que nos ha ayudado también a formarnos, a ver el mundo, a ser críticos con los tiempos que nos ha tocado vivir".

A preguntas de los periodistas sobre si este premio saldaba una deuda con el autor de Últimas tardes con Teresa, el ministro dijo que "de alguna manera, sí, pero los premios no son paras saldar deudas, sino para agradecer la labor continuada de años de una gran obra literaria, y la de Marsé lo es".

En este sentido, Juan Gelman señaló con su habitual ironía que el Cervantes no saldará ninguna deuda, "pero sí le permite saldarlas al escritor que lo gana". Marsé -prosiguió- "es un gran escritor que ha marcado a varias generaciones".

"A mí me resulta muy notable que con una economía de medios y una precisión en los adjetivos que pocas veces se encuentra, la obra de Marsé refleja su preocupación por el tema del otro, vinculado a la lengua. Todo eso está muy claro en 'El amante bilingüe' y 'El Embrujo de Shangai'", añadió.

Antonio Gamonenda, ganador del Cervantes 2006 y también miembro del jurado, ha destacado que en el realismo de Marsé "está presente de manera abundante la verosimilitud, pero, si solo fuera eso, quizá Juan Marsé no tendría la categoría de escritor que se le reconoce, porque el traslado de los hechos existenciales al hecho literario en algunos casos se produce con una intensidad tan especial, que uno está tentado de pensar que le abandona el realismo".

"Creo -añadió- que, como en cualquiera de las modalidades de expresión estética, se trata simplemente de una graduación de ese realismo, que en cierto modo roza valores poéticos".

La candidatura de Marsé fue propuesta por varias instituciones, entre ellas por la Real Academia Española.

El jurado ha estado presidido por José Manuel Blecua -elegido para ello por unanimidad- y formado por Óscar Acosta, Ángel Gabilondo, Malena Mijares, Manuel Longares, Ignacio Amestoy, Antonio Rodríguez, Nelson del Castillo, Ruth Fine, y Juan Gelman y Antonio Gamoneda, galardonados en 2007 y 2006, respectivamente.-

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha