eldiario.es

Menú

La mujer y el vino como excusa

MADRID

La Fundación Dinastía Vivanco rinde homenaje en un libro al papel de la mujer en la cultura del vino y organiza una exposición bajo el mismo título: 'Una copa para dos: relatos de mujer y vino'. Rosa Regás, Lorenzo Silva, Espido Freire, Juan Cruz, Juan Manuel de Prada, Boris Izaguirre y Vetle Lid Larssen han participado con sus relatos en esta iniciativa.

- PUBLICIDAD -

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

'Una Copa Para Dos: Relatos De Mujer Y Vino'

'Una Copa Para Dos: Relatos De Mujer Y Vino'

La Fundación Dinastía Vivanco rinde homenaje en un libro al papel de la mujer en la cultura del vino y organiza una exposición bajo el mismo título: 'Una copa para dos: relatos de mujer y vino'. Rosa Regás, Lorenzo Silva, Espido Freire, Juan Cruz, Juan Manuel de Prada, Boris Izaguirre y Vetle Lid Larssen han participado con sus relatos en esta iniciativa.

Temas universales como el amor y el desamor; la codicia y la envidia; la traición y la tradición; la superación y la contradicción; la sensualidad, el éxtasis y la fascinación toman forma en estos siete relatos con la vinculación entre la mujer y el vino como excusa.

Por otro lado, la exposición, que podrá visitarse hasta el 18 de marzo de 2012 en Briones (La Rioja), pretende sacar a la luz esta relación, a través de diferentes disciplinas artísticas divididas en cinco bloques temáticos: el trabajo, la memoria femenina del vino, beber entre las mujeres, el reflejo en el arte y en femevino.

La aportación femenina a la cultura vitivinícola se observará a través de obras de Picasso, Chagall o Paula Rego, Menchu Gal o la escultura policromada de la Escuela Castellana del siglo XVI, entre otros, así como objetos protagonistas en la viticultura, como botellas, etiquetas y diversos sacacorchos.

Estas piezas pertenecen a los fondos propios del Museo de la Cultura del Vino Dinastía Vivanco y la gran mayoría no se habían expuesto hasta la fecha.

En este recorrido por el pasado, se muestra la relación entre la mujer y el vino desde la Antigua Roma, momento en el que existía un principio de ley llamado "ius osculi" según el cual esposos o familiares podían besar a las mujeres para comprobar si habían bebido y, en caso afirmativo, podían ser castigadas hasta con la muerte.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha